Blas Piñar

Blas Piñar López


Presidente de honor de Alternativa Española
21 de abril de 2003-28 de enero de 2014


Diputado en Cortes Generales
por Madrid
17 de mayo de 1979-31 de agosto de 1982

Jefe nacional de Fuerza nueva

Información personal
Nombre nativo Blas Piñar
Nacimiento 22 de noviembre de 1918
Toledo, España
Fallecimiento 28 de enero de 2014 (95 años)
Madrid, España
Nacionalidad Española
Partido político FET y de las JONS
Fuerza Nueva
Frente Nacional
Alternativa Española
Familia
Cónyuge Carmen Gutiérrez Duque
Hijos Ocho
Educación
Alma máter Universidad Central de Madrid
Información profesional
Ocupación Político, notario, escritor
[editar datos en Wikidata]

Blas Piñar López (Toledo, 22 de noviembre de 1918-Madrid, 28 de enero de 2014)[1] fue un jurista (notario), político, editor y escritor español de extrema derecha, cuya trayectoria política y vida pública siempre se destacó por su identificación con el franquismo y la defensa de los principios ideológicos del mismo. Fue notario en Cieza, Murcia y Madrid. Comprometido desde muy joven con el catolicismo político (fue miembro de la Asociación Católica de Propagandistas), militó en Acción Católica. Fue presidente de honor del partido Alternativa Española (AES). Su última incursión política fue a sus 92 años, con su presencia simbólica como número 25 en la candidatura que AES presentó en Toledo para las elecciones municipales del 22 de mayo de 2011.

Biografía

Infancia y juventud

Blas Piñar era hijo de Blas Piñar Arnedo, comandante de infantería, que se encerró junto al coronel José Moscardó en el Alcázar de Toledo. Pasó su infancia en Cartagena, regresando posteriormente a Toledo. Allí lo sorprendería el golpe de estado julio de 1936, estando encerrado junto a los sublevados durante el Asedio del Alcázar de Toledo. Terminada la guerra, se doctoró en Leyes en la Universidad Central de Madrid y en 1944 obtuvo por oposición una plaza de notario. Ejerció en Cieza y Murcia, trasladándose posteriormente a Madrid.

Contrajo matrimonio con Carmen Gutiérrez Duque,[2] fueron padres de ocho hijos.[3]

Inicio de su trayectoria política

Encuadrado en los sectores católicos, ingresó en la Asociación Católica de Propagandistas. Su labor política comenzó en la Federación de Estudiantes Católicos de Alicante y posteriormente en la Juventud de Acción Católica de Toledo. También fue vocal de propaganda de Acción Católica en Murcia.

Entre 1957 y 1962, ocupó la Dirección General del Instituto de Cultura Hispánica, que se dedicaba, además de a fomentar las relaciones de fraternidad hispanoamericanas, a gestionar becas de estudio entre Hispanoamérica y las universidades españolas.

En 1958 fundó en Toledo el Capítulo Hispanoamericano de Caballeros del Corpus Christi, cuyo Gran Maestre es el Arzobispo Primado de España y cuyas funciones son ayudar a obras benéficas en Sudamérica y acompañar al Santísimo por las calles de Toledo en el día del Corpus Christi. Está formado, en su mayoría, por embajadores, cónsules y diversos cargos de relieve de embajadas hispanas.

En 1962, y tras un viaje por Hispanoamérica y Filipinas, Blas Piñar escribió un artículo en la tercera del diario ABC, de Madrid, titulado «Hipócritas»,[4] que criticaba con dureza la política exterior de los Estados Unidos. Debido a las buenas relaciones bilaterales que por aquel entonces mantenía España con los EE. UU. —de las cuales dependía en buena medida su reconocimiento internacional— el ministro de Asuntos Exteriores, luego de dar toda clase de explicaciones al embajador norteamericano, destituyó a Piñar, sin que por eso mermase en éste su fidelidad al régimen de Franco.

En la concentración de Montejurra del 5 de mayo de 1963, organizada por la Comunión Tradicionalista, conoció a Manuel Fal Conde, antiguo jefe carlista. Durante el almuerzo, Blas Piñar tomó la palabra. Tras su discurso, el jefe delegado de la Comunión en aquel momento, José María Valiente, afirmó:[5]

Don Blas Piñar, invitado de honor, ha dicho que no es carlista. Pero se ha ganado las grandes ovaciones de los carlistas. Don Manuel Fal Conde, mientras hablaba don Blas Piñar, me ha escrito estas palabras en una servilleta del banquete: `Pensar así, sentir así, y expresarse así, es ser carlista'.

En 1963 tuvo también el honor de dar el Pregón de la Semana Santa de Valladolid.

Fue procurador en las Cortes Españolas y consejero nacional del Movimiento por designación libre y directa de Franco.

Fuerza Nueva

Fundador de la editorial Fuerza Nueva como una especie de «partido» en un régimen sin partidos, así como caja de resonancia estratégica de sus actos y movilizaciones por todo el territorio español, se opuso decididamente a la desfiguración interna del régimen y a su vaciamiento ideológico, manifestando su rechazo a la Ley Orgánica del Estado de 1967.

Una vez fallecido Franco, como procurador se opuso tanto al Proyecto de Ley de Asociaciones Políticas como a la Ley para la Reforma Política de junio de 1976. Consideraba que aquella operación no era de «reforma», sino de «ruptura», poniendo en grave situación de supervivencia política e institucional aspectos políticos que después soslayaría la Constitución de 1978 y coincidiendo en sus postulados con la corriente denominada El búnker.

Fuerza Nueva se constituyó y articuló finalmente en partido político en octubre de 1976, con un marcado carácter católico y patriótico, defensor de los Principios Fundamentales del Estado del 18 de julio y cuyo lema era «Dios, Patria y Justicia».

La Transición

En las elecciones generales de junio de 1977, las primeras tras la dictadura, Fuerza Nueva se presentó en coalición junto a la Confederación Nacional de Combatientes, los Círculos Doctrinales José Antonio y la Agrupación de Juventudes Tradicionalistas bajo el nombre de Alianza Nacional del 18 de Julio, sin obtener representación parlamentaria.

En 1979, una vez aprobada la Constitución y convocadas de nuevo elecciones generales, Blas Piñar fue elegido diputado al Congreso por Madrid en la primera legislatura ordinaria de la Democracia dentro de la coalición Unión Nacional obteniendo 378.964 votos bajo el lema «España en tus manos».[6] En Madrid obtuvo 110.730 votos.[7]

Como parlamentario, votó «no» a todos los estatutos de autonomía, tanto a la totalidad, como —cuando fue posible— artículo por artículo.

...Durante los cuatro años subsiguientes a la fecha de hoy habrá una política de centro, pero esa política de centro no es posible, y no es posible porque el centro no es una ideología ni una doctrina; el centro es, sencillamente, una postura, una postura, además, que en este caso precisa, para ser de centro, de una izquierda y de una derecha, y la verdad es que hoy esa derecha nominalmente no existe en esta Cámara, porque una de las tareas del Gobierno de la Unión de Centro Democrático ha sido precisamente auspiciar a la izquierda y destruir a la derecha, y al destruir a la derecha se ha quedado sin derecha, a no ser que el centro sea precisamente la derecha (Rumores) y bajo el término de UCD, término equívoco, se encuentre la derecha efectiva y real...

Investidura del Presidente del Gobierno, don Adolfo Suárez González. Intervención en el pleno el 30 de marzo de 1979.[8]

Tras la pérdida de su escaño en las siguientes elecciones de 1982, en las que se presentó Fuerza Nueva en solitario teniendo que competir con la candidatura del golpista Antonio Tejero (llamada Solidaridad Española) decidió disolver el partido político (acuciado por deudas económicas) precisamente el 20 de noviembre de ese mismo año. No así la editorial del mismo nombre cuyos libros y revistas siguieron publicándose.

Frente Nacional y actualidad

En 1986, con el apoyo del Frente Nacional francés de Jean-Marie Le Pen y el Movimento Sociale Italiano (MSI) de Giorgio Almirante, reconstruyó el partido como Frente Nacional y se presentó a las Elecciones al Parlamento Europeo de 1987 —122.927 votos— y 1989 —60.672— con el objetivo de encuadrarse en la llamada «Euroderecha» pero sin conseguir finalmente en ninguna de las ocasiones ningún acta de eurodiputado en Estrasburgo.

En 1990, el Frente Nacional sufrió en el seno de sus juventudes sendas escisiones motivadas por la estrategia demasiado derechista de su dirección política: el Frente de Alternativa Nacional (FAN) y el grupo Nación Joven (NJ). Disolvió el partido finalmente en 1994, tras no fructificar un acuerdo de fusión previamente firmado con el partido Juntas Españolas, de Juan Peligro. Siguieron manteniéndose, no obstante, las actividades de carácter cultural y social de la editorial Fuerza Nueva (conferencias, comidas y cenas de hermandad, edición de libros, publicación de la revista quincenal, convocatorias de carácter religioso y conmemorativo de fechas significativas como el 18 de julio y el 20 de noviembre, caseta en la Feria del Libro de Madrid, etc.).

Poco después, entre 1995 y 1996, Blas Piñar mantuvo efímeramente relaciones cordiales (aunque no le mostrara apoyo explícito) con la Alianza por la Unidad Nacional de Ricardo Sáenz de Ynestrillas, y entre 2002 y 2004 se involucró públicamente en el fracasado proyecto Frente Español junto con FE/La Falange, que pretendía unificar a la llamada extrema derecha y que no terminó cuajando.

Desde el verano de 2005, tras sufrir una operación quirúrgica en la que se le extirpó un tumor benigno en la garganta, rebajó considerablemente sus apariciones e intervenciones en público. El 21 de mayo de 2006, con 87 años de edad y con motivo de los cuarenta años de la fundación de Fuerza Nueva, se le tributó un homenaje que tuvo lugar con un acto público celebrado en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid.

Un año después, en 2007, mostró su apoyo electoral al partido político de carácter católico Alternativa Española para los comicios municipales y autonómicos del 27 de mayo. Este partido está liderado por su yerno Rafael López-Diéguez . Este mismo año se produjo una famosa anécdota al encontrarse a escasos metros de su «archienemigo» Santiago Carrillo en un hospital de la capital española, sin que se produjeran incidentes.[9]

Ya jubilado de su profesión de notario, en sus últimos años siguió presidiendo Fuerza Nueva Editorial S.A. y la asociación cultural CESPE (Centro de Estudios Sociales, Políticos y Económicos), a la vez que intervenía o participaba, de una u otra forma, en los actos conmemorativos del 20 de noviembre, tanto en la Plaza de Oriente como en la Plaza de San Juan de la Cruz, ambas de Madrid.

Fallecimiento

Falleció en la madrugada del 28 de enero de 2014 en su casa de Madrid al agravarse su estado de salud.

Libros

Fue autor de varios libros, principalmente en editorial Fuerza Nueva:

Publicó sus memorias políticas bajo el título genérico de Escrito para la historia, a lo largo de cinco libros entre los años 2000 y 2004: Escrito para la historia, Por España entera, La pura verdad, Bandera discutida y Así sucedió, trabajo que culminó en 2005 con el libro Mis mensajes políticos del 20-N, una recopilación de sus intervenciones en los actos conmemorativos de los fallecimientos de José Antonio Primo de Rivera y Francisco Franco a lo largo de los últimos 30 años. En 2011 publicó La iglesia y la Guerra española de 1936 a 1939 a través de la Editorial Actas, S.L.

Condecoraciones

Referencias

Enlaces externos

This article is issued from Wikipedia - version of the Tuesday, March 22, 2016. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.