Elemento químico

Un elemento químico es un tipo de materia constituida por más de un átomo.[1] En su forma más simple, posee un número determinado de protones en su núcleo, haciéndolo pertenecer a una categoría única clasificada por su número atómico, aun cuando este pueda desplegar distintas masas atómicas.

Es un átomo con características físicas únicas, aquella sustancia que no puede ser descompuesta mediante una reacción química, en otras más simples. Pueden existir dos átomos de un mismo elemento con características distintas y, en el caso de que estos posean número másico distinto, pertenecen al mismo elemento pero en lo que se conoce como uno de sus isótopos. También es importante diferenciar entre los «elementos químicos» de una sustancia simple. Los elementos se encuentran en la tabla periódica de los elementos.

El ozono (O3) y el dioxígeno (O2) son dos sustancias simples, cada una de ellas con propiedades diferentes. Y el elemento químico que forma estas dos sustancias simples es el oxígeno (O).

Algunos elementos se han encontrado en la naturaleza y otros obtenidos de manera artificial, formando parte de sustancias simples o de compuestos químicos. Otros han sido creados artificialmente en los aceleradores de partículas o en reactores atómicos. Estos últimos suelen ser inestables y solo existen durante milésimas de segundo. A lo largo de la historia del universo se han ido generando la variedad de elementos químicos a partir de nucleosíntesis en varios procesos, fundamentalmente debidos a estrellas.

Los nombres de los elementos químicos son nombres comunes y como tales deben escribirse sin mayúscula inicial, salvo que otra regla ortográfica lo imponga.

Elementos químicos de la tabla periódica

Los elementos químicos se encuentran clasificados en la tabla periódica de los elementos. A continuación se detallan los elementos conocidos, ordenados por su número atómico.

Número atómico Nombre Símbolo Periodo,
Grupo
Peso atómico
(uma)
Densidad
(g/cm³)
a 20°C
Punto de fusión
 (°C)
Punto de ebullición
 (°C)
Año de su
descubrimiento
Persona que lo descubrió
1HidrógenoH1, 11.00794(7)[2][3][4]0.084 g/l-259.1-252.691766T. Von Hohenheim (Paracelso)
2HelioHe1, 184.002602(2)[2][4]0.17 g/l-272.2-268.91895Ramsay y Cleve
3LitioLi2, 16.941(2)[2][3][4][5]0.53180.513171817Arfwedson
4BerilioBe2, 29.012182(3)1.85127829701797Vauquelin
5BoroB2, 1310.811(7)[2][3][4]2.46230025501808Davy y Gay-Lussac
6CarbonoC2, 1412.0107(8)[2][4]3.5135504827PrehistoriaDesconocido
7NitrógenoN2, 1514.0067(2)[2][4]1.17 g/l-209.9-195.81772Rutherford
8OxígenoO2, 1615.9994(3)[2][4]1.33 g/l-218.4-182.91774Priestly y Scheele
9FlúorF2, 1718.9984032(5)1.58 g/l-219.6-188.11886Moissan
10NeónNe2, 1820.1797(6)[2][3]0.84 g/l-248.7-246.11898Ramsay y Travers
11SodioNa3, 122.98976928(2)0.9797.88921807Davy
12MagnesioMg3, 224.3050(6)1.74648.811071755Black
13AluminioAl3, 1326.9815386(8)2.70660.524671825Oersted
14SilicioSi3, 1428.0855(3)[4]2.33141023551824Berzelius
15FósforoP3, 1530.973762(2)1.8244 (P4)280 (P4)1669Brand
16AzufreS3, 1632.065(5)[2][4]2.06113444.7PrehistoriaDesconocido
17CloroCl3, 1735.453(2)[2][3][4]2.95 g/l-34.6-1011774Scheele
18ArgónAr3, 1839.948(1)[2][4]1.66 g/l-189.4-185.91894Ramsay y Rayleigh
19PotasioK4, 139.0983(1)0.8663.77741807Davy
20CalcioCa4, 240.078(4)[2]1.5483914871808Davy
21EscandioSc4, 344.955912(6)2.99153928321879Nilson
22TitanioTi4, 447.867(1)4.51166032601791Gregor y Klaproth
23VanadioV4, 550.9415(1)6.09189033801801del Río
24CromoCr4, 651.9961(6)7.14185724821797Vauquelin
25ManganesoMn4, 754.938045(5)7.44124420971774Gahn
26HierroFe4, 855.845(2)7.8715352750PrehistoriaDesconocido
27CobaltoCo4, 958.933200(9)8.89149528701735Brandt
28NíquelNi4, 1058.6934(2)8.91145327321751Cronstedt
29CobreCu4, 1163.546(3)[4]8.921083.52595PrehistoriaDesconocido
30ZincZn4, 1265.409(4)7.14419.6907PrehistoriaParacelso
31GalioGa4, 1369.723(1)5.9129.824031875Lecoq de Boisbaudran
32GermanioGe4, 1472.64(1)5.32937.428301886Winkler
33ArsénicoAs4, 1574.92160(2)5.72613613
(sublimación)
ca. 1250Albertus Magnus
34SelenioSe4, 1678.96(3)[4]4.822176851817Berzelius
35BromoBr4, 1779.904(1)3.14-7.358.81826Balard
36KriptónKr4, 1883.798(2)[2][3]3.48 g/l-156.6-152.31898Ramsay y Travers
37RubidioRb5, 185.4678(3)[2]1.53396881861Bunsen y Kirchhoff
38EstroncioSr5, 287.62(1)[2][4]2.6376913841790Crawford
39ItrioY5, 388.90585(2)4.47152333371794Gadolin
40ZirconioZr5, 491.224(2)[2]6.51185243771789Klaproth
41NiobioNb5, 592.906 38(2)8.58246849271801Hatchett
42MolibdenoMo5, 695.94(2)[2]10.28261755601778Scheele
43TecnecioTc5, 7[98.9063][6]11.49217250301937Perrier y Segrè
44RutenioRu5, 8101.07(2)[2]12.45231039001844Klaus
45RodioRh5, 9102.90550(2)12.41196637271803Wollaston
46PaladioPd5, 10106.42(1)[2]12.02155231401803Wollaston
47PlataAg5, 11107.8682(2)[2]10.49961.92212PrehistoriaDesconocido
48CadmioCd5, 12112.411(8)[2]8.643217651817Strohmeyer y Hermann
49IndioIn5, 13114.818(3)7.31156.220801863Reich y Richter
50EstañoSn5, 14118.710(7)[2]7.292322270PrehistoriaDesconocido
51AntimonioSb5, 15121.760(1)[2]6.69630.71750PrehistoriaDesconocido
52TeluroTe5, 16127.60(3)[2]6.25449.69901782von Reichenstein
53YodoI5, 17126.90447(3)4.94113.5184.41811Courtois
54XenónXe5, 18131.293(6)[2][3]4.49 g/l-111.9-1071898Ramsay y Travers
55CesioCs6, 1132.9054519(2)1.9028.46901860Kirchhoff y Bunsen
56BarioBa6, 2137.327(7)3.6572516401808Davy
57LantanoLa6138.90547(7)[2]6.1692034541839Mosander
58CerioCe6140.116(1)[2]6.7779832571803W. Hisinger y Berzelius
59PraseodimioPr6140.90765(2)6.4893132121895von Welsbach
60NeodimioNd6144.242(3)[2]7.00101031271895von Welsbach
61PrometioPm6[146.9151][6]7.22108027301945Marinsky y Glendenin
62SamarioSm6150.36(2)[2]7.54107217781879Lecoq de Boisbaudran
63EuropioEu6151.964(1)[2]5.2582215971901Demarçay
64GadolinioGd6157.25(3)[2]7.89131132331880de Marignac
65TerbioTb6158.92535(2)8.25136030411843Mosander
66DisprosioDy6162.500(1)[2]8.56140923351886Lecoq de Boisbaudran
67HolmioHo6164.93032(2)8.78147027201878Soret
68ErbioEr6167.259(3)[2]9.05152225101842Mosander
69TulioTm6168.93421(2)9.32154517271879Cleve
70IterbioYb6173.04(3)[2]6.9782411931878de Marignac
71LutecioLu6, 3174.967(1)[2]9.84165633151907Urbain
72HafnioHf6, 4178.49(2)13.31215054001923Coster y de Hevesy
73TantalioTa6, 5180.9479(1)16.68299654251802Ekeberg
74WolframioW6, 6183.84(1)19.26340759271783Elhuyar
75RenioRe6, 7186.207(1)21.03318056271925Noddack, Tacke y Berg
76OsmioOs6, 8190.23(3)[2]22.61304550271803Tennant
77IridioIr6, 9192.217(3)22.56241041301803Tennant
78PlatinoPt6, 10195.084(9)21.45177238271735de Ulloa
79OroAu6, 11196.966569(4)19.321064.42940PrehistoriaDesconocido
80MercurioHg6, 12200.59(2)13.55-38.9356.6PrehistoriaDesconocido
81TalioTl6, 13204.3833(2)11.85303.614571861Crookes
82PlomoPb6, 14207.2(1)[2][4]11.34327.51740PrehistoriaDesconocido
83BismutoBi6, 15208.98040(1)9.80271.415601753Geoffroy
84PolonioPo6, 16[208.9824][6]9.202549621898Marie y Pierre Curie
85AstatoAt6, 17[209.9871][6]3023371940Corson y MacKenzie
86RadónRn6, 18[222.0176][6]9.23 g/l-71-61.81900Dorn
87FrancioFr7, 1[223.0197][6]276771939Perey
88RadioRa7, 2[226.0254][6]5.5070011401898Marie y Pierre Curie
89ActinioAc7[227.0278][6]10.07104731971899Debierne
90TorioTh7232.03806(2)[6] [2]11.72175047871829Berzelius
91ProtactinioPa7231.03588(2)[6]15.37155440301917Hahn y Meitner
92UranioU7238.02891(3)[6] [2][3]18.971132.438181789Klaproth
93NeptunioNp7[237.0482][6]20.4864039021940McMillan y Abelson
94PlutonioPu7[244.0642][6]19.7464133271940Seaborg
95AmericioAm7[243.0614][6]13.6799426071944Seaborg
96CurioCm7[247.0703][6]13.5113401944Seaborg
97BerkelioBk7[247.0703][6]13.259861949Seaborg
98CalifornioCf7[251.0796][6]15.19001950Seaborg
99EinstenioEs7[252.0829][6]8601952Seaborg
100FermioFm7[257.0951][6]1952Seaborg
101MendelevioMd7[258.0986][6]1955Seaborg
102NobelioNo7[259.1009][6]1958Seaborg
103LaurencioLr7, 3[260.1053][6]1961Ghiorso
104RutherfordioRf7, 4[261.1087][6]1964/69Flerov
105DubnioDb7, 5[262.1138][6]1967/70Flerov
106SeaborgioSg7, 6[263.1182][6]1974Flerov
107BohrioBh7, 7[262.1229][6]1976Oganessian
108HassioHs7, 8[265][6]1984GSI (*)
109MeitnerioMt7, 9[266][6]1982GSI
110DarmstatioDs7, 10[269][6]1994GSI
111RoentgenioRg7, 11[272][6]1994GSI
112CopernicioCn7, 12[285][6]1996GSI
113NihonioNh7, 13[284][6]2004JINR (*), LLNL (*)
114FlerovioFl7, 14[289][6]1999JINR
115MoscovioMc7, 15[288][6]2004JINR, LLNL
116LivermorioLv7, 16[290][6]2006JINR, LLNL(**)
117TenesoTs7, 17[6]2009-2010JINR
118OganesónOg7, 18[294][6]2006JINR, LLNL(**)

Elemento 118

El descubrimiento del elemento 118 por un equipo del Lawrence Berkeley National Laboratory en 1999 fue más tarde revocado porque no fue posible repetir tal experimento. Sin embargo científicos rusos en el año 2006 publicaron su síntesis y este resultado no ha sido cuestionado por otros científicos.[7] [8]

Procedencia de los nombres de elementos químicos

Los nombres de los elementos proceden de sus nombres en griego, latín, inglés o llevan el nombre de su descubridor o ciudad en que se descubrieron.

  • Hidrógeno (H)1: del griego ‘engendrador de agua’.
  • Helio (He)2: de la atmósfera del Sol (el dios griego Helios). Se descubrió por primera vez en el espectro de la corona solar durante un eclipse en 1868, aunque la mayoría de los científicos no lo aceptaron hasta que se aisló en la Tierra.
  • Litio (Li)3: del griego lithos, roca de color rojo muy intenso a la flama.
  • Berilio (Be)4 de berilo, mineral que contiene berilio.
  • Boro (B)5: del árabe buraq.
  • Carbono (C)6: carbón.
  • Nitrógeno (N)7: en griego nitrum, ‘engendrador de nitratos
  • Oxígeno (O): en griego ‘engendrador de ácidos’ (oxys).
  • Flúor (F): del latín fluere.
  • Neón (Ne): nuevo (del griego neos).
  • Sodio (Na): Del latín sodanum (sosa). El símbolo Na viene del latín nátrium (nitrato de sodio) color amarillo a la flama.
  • Magnesio (Mg): de Magnesia, comarca de Tesalia (Grecia).
  • Aluminio (Al): del latín alumen.
  • Silicio (Si): del latín sílex, sílice.
  • Fósforo (P) del griego phosphoros, ‘portador de luz’ (el fósforo emite luz en la oscuridad porque arde al combinarse lentamente con el oxígeno del aire).
  • Azufre (S) del latín sulphurium.
  • Cloro (Cl) del griego chloros (amarillo verdoso).
  • Argón (Ar) del griego argos, ‘inactivo’ (debido a que los gases nobles son poco reactivos).
  • Potasio (K): del inglés pot ashes (‘cenizas’), ya que las cenizas de algunas plantas son ricas en potasio. El símbolo K proviene del griego kalium.
  • Calcio (Ca) del griego calx, ‘caliza’.
  • Escandio (Sc) de Scandia (Escandinavia).
  • Titanio (Ti): de los Titanes, los primeros hijos de la Tierra según la mitología griega.
  • Vanadio (V): de diosa escandinava Vanadis.
  • Cromo (Cr): del griego chroma, ‘color’.
  • Manganeso (Mn): de magnes, magnético.
  • Hierro (Fe): del latín ferrum.
  • Cobalto (Co): según una versión, proviene del griego kobalos, ‘mina’.
  • Níquel (Ni): proviene del término sueco koppar nickel y del alemán kupfer nickel, ‘cobre del demonio Nick’ o cobre falso (metal que aparece en las minas de cobre, pero no es cobre).
  • Cobre (Cu): de cuprum, nombre de la isla de Chipre.
  • Zinc (Zn): del alemán zink, que significa origen oscuro.
  • Galio (Ga): de Gallia (nombre romano de Francia).
  • Germanio (Ge): de Germania (nombre romano de Alemania).
  • Arsénico (As): arsenikon, oropimente (auripigmentum) amarillo.
  • Selenio (Se):de Selene (nombre griego de la Luna).
  • Bromo (Br): del griego bromos, ‘hedor’.
  • Kriptón (Kr): del griego kryptos, ‘oculto, secreto’.
  • Rubidio (Rb): del latín rubidius, rojo muy intenso (a la llama).
  • Estroncio (Sr): de Strontian, ciudad de Escocia.
  • Itrio (Y): de Ytterby, pueblo de Suecia.
  • Circonio o Zirconio (Zr): del árabe zargun, ‘color dorado’.
  • Niobio (Nb): de Níobe (hija de Tántalo).
  • Molibdeno (Mo): de molybdos, ‘plomo’. (Al parecer, los primeros químicos lo confundieron con mena de plomo).
  • Tecnecio (Tc): del griego technetos, ‘artificial’, porque fue uno de los primeros sintetizados.
  • Rutenio (Ru): del latín Ruthenia (nombre romano de Rusia).
  • Rodio (Rh): del griego rhodon, color rosado.
  • Paladio (Pd): de la diosa griega de la sabiduría, Palas Atenea.
  • Plata (Ag): del latín argéntum.
  • Cadmio (Cd): del latín cadmia, nombre antiguo del carbonato de zinc. (Probablemente porque casi todo el cadmio industrial se obtiene como subproducto en el refinado de los minerales de zinc).
  • Indio (In): debido al color índigo (añil) que se observa en su espectro.
  • Estaño (Sn): del latín stannum.
  • Teluro (Te): de tel-lus, ‘tierra’.
  • Antimonio (Sb): del latín antimonium. El símbolo Sb, del latín stibium.
  • Yodo (I): del griego iodes, violeta.
  • Xenón (Xe): del griego xenon (ξένος), ‘extranjero, extraño, raro’.
  • Cesio (Cs): del latín caesius, color azul celeste.
  • Bario (Ba): del griego barys, ‘pesado’.
  • Lantano (La): del griego lanthanein, ‘yacer oculto’.
  • Cerio (Ce): por el asteroide Ceres, descubierto dos años antes. El cerio metálico se encuentra principalmente en una aleación de hierro que se utiliza en las piedras de los encendedores.
  • Praseodimio (Pr): de prasios, ‘verde’, y dídymos, ‘gemelo’.
  • Neodimio (Nd): de neos-dýdimos, ‘nuevo gemelo (del lantano)’.
  • Prometio (Pm): del dios griego Prometeo.
  • Samario (Sm): del mineral samarskita.
  • Europio (Eu): de Europa.
  • Gadolinio (Gd): del mineral gadolinita, del químico finlandés Gadolin.
  • Terbio (Tb): de Ytterby, pueblo de Suecia.
  • Disprosio (Dy): del griego dysprositos, de difícil acceso.
  • Holmio (Ho): del latín Holmia (nombre romano de Estocolmo).
  • Erbio (Er): de Ytterby, pueblo de Suecia.
  • Tulio (Tm): de Thule, nombre.
  • Iterbio (Yb): de Ytterby, pueblo de Suecia.
  • Lutecio (Lu): de Lutecia, antiguo nombre de París.
  • Hafnio (Hf): de Hafnia, nombre latín de Copenhague.
  • Tantalio (Ta): de Tántalo, un personaje de la mitología griega.
  • Wolframio (W): del inglés wolfrahm; o Tungsteno, del sueco tung sten, ‘piedra pesada’.
  • Renio (Re): del latín Rhenus (nombre romano del río Rin).
  • Osmio (Os): del griego osme, olor (debido al fuerte olor del OsO4).
  • Iridio (Ir): de arco iris.
  • Platino (Pt): por su similitud a la plata (cuando en 1748 Antonio de Ulloa lo encontró en una expedición lo llamó "platina").
  • Oro (Au): de aurum, aurora resplandeciente
  • Mercurio (Hg): su nombre se debe al planeta del mismo nombre, pero su abreviatura es Hg porque Dioscórides lo llamaba «plata acuática» (en griego hydrárgyros, hydra: ‘agua’, gyros: ‘plata’).
  • Talio (Tl): del griego thallos, tallo, vástago o retoño verde.
  • Plomo (Pb): del latín plumbum.
  • Bismuto (Bi): del alemán weisse masse, masa blanca.
  • Polonio (Po): de Polonia, en honor al país de origen de Marie Curie, codescubridora del elemento, junto con su marido Pierre.
  • Astato (At): del griego astatos, inestable.
  • Radón (Rn): del inglés radium emanation (‘emanación radiactiva’).
  • Francio (Fr): de Francia.
  • Radio (Ra): del latín radius, ‘rayo’.
  • Actinio (Ac): del griego aktinos, ‘destello o rayo’.
  • Torio (Th): de Thor, dios de la guerra escandinavo.
  • Protactinio (Pa): del griego protos (primer) y actinium.
  • Uranio (U): del planeta Urano.
  • Neptunio (Np): del planeta Neptuno.
  • Plutonio (Pu): del planetoide Plutón.
  • Americio (Am): de América.
  • Curio (Cm): en honor de Pierre y Marie Curie.
  • Berkelio (Bk): de Berkeley, donde se encuentra una importante universidad californiana.
  • Californio (Cf): del estado estadounidense de California.
  • Einstenio (Es): en honor de Albert Einstein.
  • Fermio (Fm): en honor de Enrico Fermi.
  • Mendelevio (Md): en honor al químico ruso Dmitri Ivánovich Mendeléiev, precursor de la actual tabla periódica.
  • Nobelio (No): en honor de Alfred Nobel.
  • Lawrencio (Lr): en honor de E. O. Lawrence.
  • Rutherfordio (Rf):en honor a Ernest Rutherford, científico colaborador del modelo atómico y física nuclear.
  • Dubnio (Db): en honor al Joint Institute for Nuclear Research, un centro de investigación ruso localizado en Dubna.
  • Seaborgio (Sg): en honor a Glenn T. Seaborg.
  • Bohrio (Bh): en honor a Niels Bohr.
  • Hassio (Hs): se debe al estado alemán de Hesse en el que se encuentra el grupo de investigación alemán Gesellschaft für Schwerionenforschung (GSI).
  • Meitnerio (Mt): en honor a Lise Meitner, matemática y física de origen austríaco y sueco.
  • Darmstatio (Ds): en honor al lugar donde fue descubierto, Darmstadt, en donde se localiza el GSI.
  • Roentgenio (Rg): en honor a Wilhelm Conrad Roentgen, descubridor de los rayos X.
  • Copernicio (Cn): en honor a Nicolás Copérnico, astrónomo polaco formulador de la teoría heliocéntrica.
  • Flerovio (Fl): en honor a Georgi Flerov, físico nuclear soviético
  • Livermorio (Lv): en honor al Lawrence Livermore National Laboratory
  • Nihonio (Nh): Elemento 113, ha sido descubierto en Japón.(Nihon)
  • Moscovio (Mc): Elemento 115, ha sido descubierto en Moscú, (Rusia).
  • Teneso (Ts): Elemento 117, ha sido descubierto en Tennessee, (EE. UU.).
  • Oganesón (Og): en honor al físico ruso Yuri Oganessian.

A partir del número atómico 113, se nombra a los elementos con la nomenclatura temporal de la IUPAC, en la que a cada elemento le corresponde como nombre su número en latín.

Relación entre los elementos y la tabla periódica

La relación que tienen los elementos con la tabla periódica es que la tabla periódica contiene los elementos químicos en una forma ordenada de acuerdo a su número atómico, estableciendo más de 118 elementos conocidos. Algunos se han encontrado en la naturaleza, formando parte de sustancias simples o compuestos químicos. Otros han sido creados artificialmente en los aceleradores de partículas o en reactores atómicos. Estos últimos son inestables y solo existen durante milésimas de segundo.

Conceptos básicos

  • Elementos: sustancia que no puede ser descompuesta, mediante una reacción química, en otras más simples.
  • Tabla periódica de los elementos: Es la organización que, atendiendo a diversos criterios, distribuye los distintos elementos químicos conforme a ciertas características.

El descubrimiento de los elementos

Clave de colores:      Antes del 1500 (13 elementos): Antigüedad y Edad Media.      1500-1800 (+21 elementos): casi todos en el Siglo de las Luces.      1800-1849 (+24 elementos): revolución científica y revolución industrial.      1850-1899 (+26 elementos): gracias a la espectroscopia.      1900-1949 (+13 elementos): gracias a la teoría cuántica antigua y la mecánica cuántica.      1950-2000 (+17 elementos): elementos "postnucleares" (del nº at. 98 en adelante) por técnicas de bombardeo.      2001-presente (+4 elementos): por fusión nuclear.

Metales, no metales y metaloides

La primera clasificación de elementos conocida fue propuesta por Antoine Lavoisier, quien propuso que los elementos se clasificaran en metales, no metales y metaloides o metales de transición. Aunque muy práctico y todavía funcional en la tabla periódica moderna, fue rechazada debido a que había muchas diferencias en las propiedades físicas como químicas.

Metales

La mayor parte de los elementos metálicos exhibe el lustre brillante que asociamos a los metales. Los metales conducen el calor y la electricidad, son maleables (se pueden golpear para formar láminas delgadas) y dúctiles (se pueden estirar para formar alambres). Todos son sólidos a temperatura ambiente con excepción del mercurio (punto de fusión =–39&nababs;°C), que es un líquido. Dos metales se funden ligeramente por encima de la temperatura ambiente: el cesio a 28.4&nababs;°C y el galio a 29.8&nababs;°C. En el otro extremo, muchos metales se funden a temperaturas muy altas. Por ejemplo, el cromo se funde a 1900&nababs;°C.

Los metales tienden a tener energías de ionización bajas y por tanto se oxidan (pierden electrones) cuando sufren reacciones químicas. Los metales comunes tienen una relativa facilidad de oxidación. Muchos metales se oxidan con diversas sustancias comunes, incluidos O2 y los ácidos.

Se utilizan con fines estructurales, fabricación de recipientes, conducción del calor y la electricidad. Muchos de los iones metálicos cumplen funciones biológicas importantes: hierro, calcio, magnesio, sodio, potasio, cobre, manganeso, zinc, cobalto, molibdeno, cromo, estaño y vanadio.

Hay muchos metales como:

Hierro (Fe). Llamado también fierro, es uno de los metales más abundantes de la corteza terrestre, que compone el corazón mismo del planeta, en donde se halla en estado líquido. Su propiedad más llamativa, aparte de su dureza y fragilidad, es su gran capacidad ferromagnética. A través de alearlo con carbono es posible obtener el acero. Magnesio (Mg). Tercer elemento más abundante de la tierra, tanto en su corteza como disuelto en los mares, jamás se presenta en la naturaleza en estado puro, sino como iones en sales. Es indispensable para la vida, aprovechable para aleaciones y altamente inflamable. Oro (Au). Un metal precioso de color amarillo, blando, brillante, que no reacciona con la mayoría de las sustancias químicas excepto con el cianuro, el mercurio, el cloro y la lejía. A lo largo de la historia jugó un papel vital en la cultura económica humana, como símbolo de la riqueza y respaldo de las monedas.

Plata (Ag). Otro de los metales preciosos, es blanco, brillante, dúctil y maleable, se halla en la naturaleza como parte de diversos minerales o como pencas puras del elemento, ya que es muy común en la corteza terrestre. Es el mejor conductor de calor y electricidad que se conoce.

Aluminio (Al). Metal muy ligero, no ferromagnético, el tercero más abundante de la corteza terrestre. Es muy valorado en los oficios industriales y siderúrgicos, ya que a través de aleaciones puede obtenerse variantes de mayor resistencia pero que conserven su versatilidad. Posee una baja densidad y muy buena resistencia a la corrosión.

Níquel (Ni). Metal blanco muy dúctil y muy maleable, buen conductor de electricidad y calor, además de ser ferromagnético. Es uno de los metales densos, junto con el iridio, osmio y el hierro. Es vital para la vida, pues forma parte de numerosas enzimas y proteínas.

Zinc (Zn). Se trata de un metal de transición parecido al cadmio y al magnesio, empleado a menudo en procesos de galvanización, es decir, recubrimiento protector de otros metales. Es muy resistente a la deformación plástica en frío, por lo que se le trabaja por encima de los 100 °C.

Plomo (Pb). El único elemento capaz de detener la radiactividad es el plomo. Es un elemento muy particular, dada su flexibilidad molecular única, facilidad de fundición y resistencia relativa a ácidos fuertes como el sulfúrico o el clorhídrico.

Estaño (Sn). Metal pesado y de fácil oxidación, empleado en muchas aleaciones para brindar resistencia a la corrosión. Cuando se lo dobla, produce un sonido muy característico que se ha bautizado como el “grito del estaño”. Sodio (Na). El sodio es un metal alcalino blando, plateado, presente en la sal marina y en el mineral llamado halita. Es sumamente reactivo, oxidable y posee una reacción exotérmica violenta cuando se lo mezcla con agua. Es uno de los componentes vitales de los organismos vivos conocidos.

No metales

Los no metales varían mucho en su apariencia, no son lustrosos y por lo general son malos conductores del calor y la electricidad. Sus puntos de fusión son más bajos que los de los metales (aunque el diamante, una forma de carbono, se funde a 700 °C en condiciones normales de presión y temperatura). Varios no metales existen en condiciones ordinarias como moléculas diatómicas. En esta lista están incluidos cinco gases (H2, N2, O2, F2 y Cl2), un líquido (Br2) y un sólido volátil (I2). El resto de los no metales son sólidos que pueden ser duros como el diamante o blandos como el azufre. Al contrario de los metales, son muy frágiles y no pueden estirarse en hilos ni en láminas. Se encuentran en los tres estados de la materia a temperatura ambiente: son gases (como el oxígeno), líquidos (bromo) y sólidos (como el carbono). No tienen brillo metálico y no reflejan la luz. Muchos no metales se encuentran en todos los seres vivos: carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fósforo y azufre en cantidades importantes. Otros son oligoelementos: flúor, silicio, arsénico, yodo, cloro.

Comparación de los metales y no metales

Metales

  • Tienen un lustre brillante; diversos colores, pero casi todos son plateados.
  • Los sólidos son maleables y dúctiles
  • Buenos conductores del calor y la electricidad
  • Casi todos los óxidos metálicos son sólidos iónicos básicos.
  • Tienden a formar cationes en solución acuosa.
  • Las capas externas contienen pocos electrones habitualmente tres o menos.
  • Es preciso advertir que estos caracteres aunque muy generales tienen algunas excepciones como, por ejemplo, el manganeso que siendo metal forma ácidos.

No Metales

  • No tienen lustre; diversos colores.
  • Los sólidos suelen ser quebradizos; algunos duros y otros blandos.
  • Son malos conductores del calor y la electricidad
  • La mayor parte de los óxidos no metálicos son sustancias moleculares que forman soluciones ácidas
  • Tienden a formar aniones u oxianiones en solución acuosa.
  • Las capas externas contienen cuatro o más electrones*. Excepto hidrógeno y helio.

Localización en la tabla periódica

Metales

Corresponde a los elementos situados a la izquierda y centro de la Tabla Periódica (Grupos 1 (excepto hidrógeno) al 12, y en los siguientes se sigue una línea quebrada que, aproximadamente, pasa por encima de Aluminio (Grupo 13), Germanio (Grupo 14), Antimonio (Grupo 15) y Polonio (Grupo 16) de forma que al descender aumenta en estos grupos el carácter metálico).

No Metales

Los no metales son los elementos situados a la derecha en la Tabla Periódica por encima de la línea quebrada de los grupos 14 a 17 y son tan solo 25 elementos (incluyendo el hidrógeno). Colocados en orden creciente de número atómico, los elementos pueden agruparse, por el parecido de sus propiedades, en 18 familias o grupos (columnas verticales). Desde el punto de vista electrónico, los elementos de una familia poseen la misma configuración electrónica en la última capa, aunque difieren en el número de capas (periodos). Los grupos o familias son 18 y se corresponden con las columnas de la Tabla Periódica.

Elementos químicos y número atómico

Un elemento químico es una sustancia pura formada por átomos que tienen el mismo número atómico, es decir, el mismo número de protones. Cada elemento se distingue de los demás por sus propiedades características. Se denomina número atómico al número de protones que tiene el núcleo de un átomo. Este número es igual al número de electrones que el átomo neutro posee alrededor del núcleo.

Véase también

Referencias

  1. Urdiales, Blanca Alma Valdivia; Granillo, María del Pilar; Dominguez, María del Socorro Villareal (2000). Biología General: Los sistemas vivientes. Grupo Editorial Patria. ISBN 9786077440604. Consultado el 9 de febrero de 2018.
  2. La composición isotópica de algunos elementos presentes en ciertos fragmentos geológicos puede variar de la facilitada en la tabla.
  3. La composición isotópica puede variar en los materiales comerciales, por lo que el peso atómico puede variar del dado significativamente.
  4. La composición isotópica de varios metales terrestres que necesitan una precisión mayor en su peso atómico no puede ser facilitada.
  5. El peso atómico del litio comercializado puede variar entre 6.939 y 6.996—en análisis futuros se tratará de especificar más el dato.
  6. El elemento no tiene un nucleoide estable, y su valor entre corchetes, (por ejemplo, [209]), indica el número másico del isótopo con mayor duración de dicho elemento.
  7. «enews.lbl.gov». Archivado desde Anulación de LBNL por el descubrimiento de 1999. el original el 29 de enero de 2008. Consultado el 18 de enero de 2008.
  8. Wapstra, A. H. (1991). «Criteria that must be satisfied for the discovery of a new chemical element to be recognized». Pure Appl. Chem. 63 (6): pp. 879-886. doi:10.1351/pac199163060879. Consultado el 28 de septiembre de 2009. y Kaesz, H. (marzo de 2002). «The Synthesis and Naming of Elements 110 and Beyond». Chemistry International 24 (2). Consultado el 28 de septiembre de 2009.

Bibliografía

  • WebElements.com (los pesos atómicos de los elementos 110 a 116 fueron extraídos de esta fuente).

Enlaces externos

Este artículo ha sido escrito por Wikipedia. El texto está disponible bajo la licencia Creative Commons - Atribución - CompartirIgual. Pueden aplicarse cláusulas adicionales a los archivos multimedia.