Francia Oriental

Francia Orientalis
Francia Oriental


843-962


Capital No especificado
Idioma principal Latín
Otros idiomas Alto alemán, Bajo sajón
Gobierno Monarquía
Historia
  Tratado de Verdún 843
  Coronación imperial de Otón I 962
Mapa de la división de Francia establecido en Verdún en 843.

Para la historiografía medieval, Francia Oriental, Francia orientalis en latín o Reino de los Francos orientales (regnum Francorum orientalium) constituye el primer estado en la formación de la monarquía en Alemania, que existió entre 840 y 962.[1] Francia Oriental se creó a partir de la división del Imperio carolingio[2] tras la muerte de Luis el Piadoso pero la división este-oeste «se consolidó gradualmente en la creación de dos reinos separados».[3]

Límites

En agosto de 843, tras tres años de guerra civil después de la muerte de Luis el Piadoso en junio de 840, sus hijos y herederos firmaron por fin el Tratado de Verdún. Su tocayo, Luis el Germánico, recibió la porción oriental, germano-parlante en su mayoría. Los Annales fuldenses, contemporáneos a los hechos, describen la división del reino «en tres partes» y Luis «accediendo a la parte oriental».[4] Los Annales Bertiniani, de Francia Occidental hablan de la extensión de las tierras de Luis: «en la asignación, Luis obtuvo todas las tierras más allá del Rhin, pero en este lado, también las ciudades de Espira, Worms y Maguncia con sus condados».[5] El reino de Francia Occidental fue entregado al hermanastro más joven de Luis, Carlos el Calvo y, entre ambos, fue creado el reino de Francia Media, incorporando además Italia para el primogénito el emperador Lotario I.

Mientras que Francia Occidental y Media contenían «el corazón de las tierras tradicionales de los francos», Francia Oriental estaba formada en su mayoría por anexiones territoriales efectuadas durante el siglo VIII.[6] Aquí se incluían los ducados de Alemannia, Baviera, Sajonia y Turingia, así como las Marcas danesa y eslava. Regino de Prüm, contemporáneo de los hechos, escribió que «pueblos diferentes» (diversae nationes populorum) de Francia Oriental, en su mayoría germano y eslavo parlantes, podían ser «distinguidos entre sí por raza, costumbres, lengua y leyes» (genere moribus lingua legibus).[6][7]

Monarquía

Los símbolos del poder carolingio habían sido divididos por Luis el Piadoso entre sus hijos leales, Carlos y Lotario. Luis el Germánico, entonces en rebelión, no recibió ninguna de las joyas de la corona o de los libros asociados con la monarquía carolingia. De este modo, todos los símbolos y rituales del nuevo estado tuvieron que ser creados de cero.[8]

Desde fechas anteriores, el Reino de Francia Oriental disponía de una noción de elección real más desarrollada que su vecino del Oeste. En torno al año 900, se creó una liturgia (ordo) para la coronación del rey. Requería que el coronador preguntara al «príncipe designado» (princeps designatus) si estaba dispuesto a defender a la iglesia y al pueblo, y entonces preguntaba al pueblo si estaba dispuesto a someterse al príncipe y obedecer sus leyes. El pueblo entonces clamaba, Fiat, fiat! («¡Así se haga!»), un acto posteriormente conocido como «Reconocimiento». Esta es el más antiguo ordo con reconocimiento, y fue incorporado posteriormente al influyente Pontificale Romano-Germanicumin.[9]

En junio de 888, el rey Arnulfo convocó un concilio en Mainz. A él asistieron los tres arzobispos del Reino de Francia Oriental Wilbert de Colonia, Liutbert de Maguncia y Ratbodo de Tréveris y los arzobispos francos de Francia Occidental de Reims (Fulk) y Rouen (Juan I) junto con los obispos de Beuvais y Noyon. Según Walter Ullmann, la presencia de Francos Occidentales obedecía al «pensamiento eclesiástico» de los orientales, y el concilio pretendía adoptar las prácticas occidentales, siendo «la primera fase en el proceso de asimilación de las dos mitades de la herencia carolingia».[10] En otro concilio que tuvo lugar en Tribur en 895, los prelados declararon que Arnulfo había sido elegido por Dios y no por los hombres, y Arnulfo, a cambio, juraba defender a la iglesia y a sus privilegios de sus enemigos. A la muerte de Arnulfo en 899, su hijo pequeño, Luis fue coronado y puesto bajo la tutela del arzobispo Hatto I de Maguncia. La coronación de Luis fue la primera en la historia de Alemania. Cuando Luis murió a finales de septiembre de 911, el duque Conrado de Franconia fue elegido para sustituirle, convirtiéndose en el primer monarca germano en ser ungido.[10]

Referencias

  1. Goldberg 1999, 41: «el reino de los francos orientales [fue] una entidad política que puso los cimientos del reino de Alemania».
  2. El término «Francia», tierra de los francos, era usado habitualmente para referirse al imperio. La dinastía gobernante era franca, aunque sus habitantes eran en su mayoría no-francos.
  3. Bradbury 2007, 21: «... división que se consolidó gradualmente en la creación de dos reinos separados, Francia Oriental y Occidental, o lo que podemos empezar a llamar Alemania y Francia.».
  4. AF a. 843: in tres partes diviso ... Hludowicus quidem orientalem partem accepti.
  5. AB a. 843: ubi distributis portionibus, Hludowicus ultra Rhenum omnia, citra Rhenum vero Nemetum, Vangium et Moguntiam civitates pagosque sortitus est. Las ciudades son Espira, Worms y Maguncia.
  6. 1 2 Goldberg 1999, 41.
  7. Reynolds 1997, 257.
  8. Goldberg 1999, 43.
  9. Ullmann 1969, 108–09.
  10. 1 2 Ullmann 1969, 124–27.

Bibliografía

This article is issued from Wikipedia - version of the Monday, April 18, 2016. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.