Reformas al esperanto

Esperanto
Datos generales
Creador L. L. Zamenhof
Se habla en Todo el mundo
Cantidad de hablantes 200.000-2.000.000
Códigos ISO
Páginas
Lenguaje
Historia
Cultura
Organizaciones y servicios
Temas relacionados
Wikimedia
[editar datos en Wikidata]

Dado que el esperanto es un idioma planificado, muchas personas tras conocerlo (en profundidad o sólo superficialmente), proponen varias reformas, que en su opinión consisten en mejoras para el idioma.

Los aspectos más criticados por los reformistas son:

Debate acerca de las reformas

Las letras con circunflejo

En un principio, el esperanto se diseñó su escritura fuera fácil para todo el mundo. De entre todos los alfabetos, se escogió el latino por varias razones:

Ya que por ejemplo en el alfabeto árabe las letras varían de forma según las letras que tengan alrededor; en el hebreo no existen marcas para las vocales; otros sistemas son silábicos lo que da lugar a un gran número de símbolos. La escritura simbólica o ideográfica no representa sonidos.

Sin embargo, hizo algunas modificaciones (añadir acentos circunflejos en algunas letras: ĉ, ĝ, ĥ, ĵ, ŝ, ŭ. ) para mantener una ortografía totalmente fonética, donde cada símbolo representa un solo fonema, y cada fonema está representado por una sola letra.

Inicialmente, cuando la mayor parte del texto escrito era escrito a mano, esto no representaba ningún inconveniente. Sin embargo, para escribir en imprenta sí que consistía un problema (ya que habría que fabricar tipos nuevos), por lo que la solución oficial pasó por añadir una 'h' a cada letra con cincunflejo, de forma que la "ĉ" se convierte en "ch" y sucesivamente. Esto presentaba el problema de una cierta ambigüedad, dado que ante una 'sh' por ejemplo, si no se conoce la palabra, se puede pronunciar de dos formas distintas. No es demasiado improbable que se dé el caso, dado que la propia estructura del idioma anima a crear nuevas palabras compuestas. Para solucionar este inconveniente se ha propuesto utilizar '^c' o 'cx' siendo éste último uno de los que mayor éxito ha tenido.

Sin embargo estas contribuciones no llegan a ser consideradas reformas, sino simplemente maneras de sortear un inconveniente que sería subsanado (la ausencia de los caracteres 'extraños' en los teclados 'estándar') si el esperanto fuera ampliamente usado.

Las reformas propiamente dichas han pasado por:

etc.

Quienes se oponen a las reformas de este tipo en particular, argumentan que los circunflejos son una característica esencial del esperanto (tal como está considerada la 'ñ' en el español).

El acusativo

El acusativo es el único caso que se mantiene en esperanto (utilizándose el nominativo para el sujeto y preposición + nominativo para los complementos).

Ejemplos:

Es una frase que no presenta dudas una vez que se conoce el significado de las palabras, sin embargo:
Es ambigua si no se marca quién es el objeto y quién el sujeto, ya que el gato puede haber caído al mar y un gran pez se lo está comiendo, o bien estar cogiendo el pez de la basura.

En español, por ejemplo, se tiende a marcar esta diferencia por el orden de las palabras y por la concordancia entre el sujeto y el verbo, lo cual elimina el problema de la ambigüedad, salvo casos como el anterior, donde coincide en número y persona el objeto y el sujeto.

Las propuestas de reforma del acusativo son principalmente:

Una propuesta de reforma para solucionar esto es añadir una nueva preposición 'na' que haga las veces de acusativo. (Ver naísmo)

Supuesto sexismo

En esperanto no existe género gramatical. Para distinguir a los seres sexuados, se utiliza el sufijo 'ino' para diferenciar el femenino y el 'o' al masculino.

Ej: Leono - Leonino. Instruisto - Instruistino.

Que se traducen al español como León - Leona y Profesor - Profesora.

El problema de este enfoque es que se puede considerar que el estado 'natural' es el masculino, y el femenino un derivado. O también que se debe decir el sexo de alguien cuando se habla de él, aunque no sea conocido, relevante o conveniente.

Por otro lado, las tres formas de la tercera persona del singular son: Li -> Él; Ŝi (sxi)-> Ella; Ĝi (gxi)-> 'ello'

Li y ŝi, se usan exactamente como en español, y el 'ĝi' es para seres inanimados o asexuados, pero si el sexo es desconocido (por ejemplo: '-Mi jefe me trata mal. -¿Cómo es él/ella?') aparece la duda.

Los oponentes a estas reformas argumentan que se puede utilizar 'ĝi' o incluso 'tiu' para personas.

Dos de las muchas propuestas para suplir este inconveniente son el riismo y el liismo.

Vocabulario

Muchas personas han creado neologismos, por tres motivos principales:

En estos dos últimos casos, se crean sinónimos, por lo que el diccionario (según algunas personas) resulta demasiado amplio y sería adecuado reducir el número de palabras, o por lo menos restringirlo en algunos aspectos.

Uno de esos proyectos es el Inter-Esperanto.

Algunas veces estos neologismos pasan al diccionario oficial de la academia, mientras que otras (por distintos motivos) no lo hacen.

Sin embargo, la creación de neologismos no es exclusiva del caso del esperanto, ni tampoco los motivos para que estos se den.

Véase también

This article is issued from Wikipedia - version of the Monday, April 07, 2014. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.