Sherlock

Sherlock es una serie de televisión británica, producida por Hartswood Films para la BBC de Gales. Se trata de una actualización contemporánea de las aventuras del detective Sherlock Holmes, creado por Sir Arthur Conan Doyle. Está protagonizada por Benedict Cumberbatch como Holmes y Martin Freeman como el Doctor Watson. Una Stubbs interpreta a la señora Hudson, y Rupert Graves es el Detective Inspector Lestrade.

(1x01) Estudio en rosa

Watson: Bien... (carraspea) Muy bien.
Terapeuta: No has escrito una palabra, ¿no?
Watson: ¿Anotas Aún tiene problemas de confianza?
Terapeuta: Y tú lees lo que escribo del revés. ¿Ves a qué me refiero? (Watson esboza una sonrisa) Yo no.
Lestrade: Pues no suicidándose.
Watson: Una me dio.
Sherlock: Antes no llevabas los labios pintados.
Molly Hooper: Me he... retocado un poco.
Sherlock: (La mira fijamente) Perdona, ¿decías?
Molly Hooper: Que si te apetecería tomar un café.
Sherlock: Dos terrones, café solo. Estoy arriba. (sale de la sala)
Molly Hooper: ...Vale.
Sherlock: ¿Algún problema?
Watson: No sabemos nada el uno del otro. No sé dónde hemos quedado, ni siquiera sé su nombre.
Sherlock: Sé que es médico militar y que le han enviado a casa por invalidez desde Afganistán, sé que tiene un hermano que se preocupa por usted, pero no quiere pedirle ayuda porque no aprueba la vida que lleva, quizá porque es alcohólico o porque acaba de abandonar a su mujer y sé que su psiquiatra cree que tiene cojera psicosomática, con muy buen criterio. Basta para seguir adelante, ¿no le parece? (sale de la sala y vuelve a entrar) Me llamo Sherlock Holmes y la dirección es Calle Baker 221B. Buenas tardes (guiña el ojo y se va)
Watson: ... ¡ME CAGO EN MI PIERNA! Perdón, lo siento.
Watson:(carraspea)
Sherlock: ¿Bueno?
Watson: Muy bueno.
Sherlock: Habrás visto muchas heridas... muertes violentas.
Watson: Sí.
Sherlock: Lo habrás pasado mal, supongo.
Watson: Por supuesto, sí. Suficiente para una vida, demasiado.
Sherlock: ¿Quieres ver más?
Watson: Por Dios, sí.
Watson: Sí, ¿a dónde vamos?
Sherlock: Lugar del delito. ¿Siguiente?
Watson: ¿Quién eres, a qué te dedicas?
Sherlock: ¿Tú qué crees?
Watson: Diría que detective privado.
Sherlock: ¿Pero?
Watson: La policía no trabaja con detectives privados.
Sherlock: Soy un detective asesor. El único en el mundo, yo inventé el puesto.
Watson: ¿En qué consiste?
Sherlock: Que cuando la policía está perdida, que es siempre, me consultan.
Watson: La policía no consulta a aficionados.
Sherlock: (mira a Watson y esboza una sonrisa) Ayer, cuando te conocí, dije "Afganistán o Irak" y parecías sorprendido.
Watson: ¿Cómo lo supiste?
Sherlock: No lo supe, lo vi. Tu corte de pelo, tu contención, es muy militar. Y tu comentario al entrar en la habitación. Estudiaste en Bart's, luego médico del ejército. Es evidente. Estás moreno, pero no de la muñeca para arriba, has estado fuera pero no tomando el sol. Cojeas mucho al andar, pero no pides una silla cuando estás de pie, como si se te hubiera olvidado, osea que en parte es psicosomática. Eso dice que las circunstancias de la lesión fueron traumáticas, herido en combate. Herido en combate, moreno, Afganistán o Irak.
Watson: Dijiste que tengo psiquiatra
Sherlock: Tienes cojera psicosomática, por supuesto que vas al psiquiatra. (Hace una pausa) Después está tu hermano. Tu teléfono. Es caro, con correo electrónico y mp3, y buscas compañero de piso, por tanto, es un regalo. Muchos arañazos, no uno sólo, sino muchos. Va en el mismo bolsillo que las llaves y las monedas. El hombre que tengo al lado no trataría así un lujo como éste, luego tuvo un dueño anterior. Lo siguiente es fácil, tú ya lo sabes.
Watson: El grabado.
Sherlock: Harry Watson, un miembro de la familia que te regaló su viejo móvil. No es tu padre, es un objeto de un hombre joven, quizá un primo, pero eres un héroe de guerra que no encuentra casa, es poco probable que tengas una familia extensa a la que estés unido, así que va a ser tu hermano. Y ahora Clara. ¿Quién es Clara? Tres besos dicen que es una relación amorosa, el coste del teléfono dice esposa, no novia. Debió de regalárselo hace poco, este modelo sólo tiene seis meses. Problemas en el matrimonio y seis meses después, él tira la toalla. Si le hubiera dejado ella, se lo habría quedado. ¿Sentimentalismos? No, quiso deshacerse de él, la dejó él. Te dió a ti el teléfono para que estéis en contacto. Buscas alojamiento barato, pero no acudes a tu hermano en busca de ayuda, luego tienes problemas con él: puede que te gustara su mujer, puede que no te guste que beba...
Watson: Y... ¿cómo puedes saber lo de la bebida?
Sherlock: Es una conjetura, pero muy buena. El conector está rodeado de marcas: cada noche lo enchufa para cargarlo pero le tiemblan las manos. Esas marcas nunca se ven en el teléfono de un hombre sobrio, y nunca se ve el de un borracho sin ellas. ¿Ves? Tenías razón.
Watson: ¿Razón? ¿Razón en qué?
Sherlock: La policía no consulta a aficionados.

(Silencio)

Watson: Ha sido... asombroso.
Sherlock: ¿Tú crees?
Watson: Por supuesto, extraordinario... ha sido extraordinario.
Sherlock: No suelen decir eso.
Watson: ¿Y qué suelen decir?
Sherlock: Vete a la mierda.
Lestrade: No he dicho nada.
Sherlock: Estabas pensando. Es molesto.
Watson: ¿Bueno, qué?
Sherlock: Puedes quedarte y ver la tele...
Watson: ¿Quieres que vaya contigo?
Sherlock: Me gusta la compañía cuando salgo, y pienso mejor cuando hablo en voz alta, ¿algún problema?
Watson: Sí, la sargento Donovan. Me dijo que esto te pone, que disfrutas.
Sherlock: Ja, y yo dije peligroso, y aquí estás.
Watson: (Se levanta y sigue a Sherlock) ¡Me cago en...!
Sargento Donovan: (Aparece con un frasco de la cocina) ¿Son ojos humanos?
Sherlock: ¡Déjalos donde estaban!
Sargento Donovan: ¿En el microondas?
Sherlock: Es un experimento.
Sherlock: Es evidente, ¿no?
Watson: No lo es para mí.
Sherlock: Por Dios, pero ¿qué tenéis en esos cerebritos? Tiene que ser aburridísimo.
Watson: "Por favor, Dios, que no me muera"
Watson: ¿Has hablado con la policía?
Sherlock: Han muerto cuatro personas, ¡no hay tiempo para eso!
Anderson: Que... ¿Te distrae mi cara?
Lestrade: ¡Todos en silencio! ¡Anderson, date la vuelta!
Anderson: Por amor de Dios...
Lestrade: ¡DE ESPALDAS YA, POR FAVOR!

(1x02) El banquero ciego

Watson: ¿Qué? ¿Cuando?
Sherlock: Hace una hora.
Watson: No te has dado cuenta de que he salido.
Watson: Es que tengo una cita.
Sherlock: ¿Qué?
Watson: Es cuando dos personas que se gustan salen a divertirse.
Sherlock: Es lo que estaba proponiendo.
Watson: No lo era... O eso espero.

(1x03) El gran juego

Sherlock: Aburrirme.
Watson: ¿Qué?
Sherlock: ¡Aburrirme! (sigue disparando) ¡Me aburro! ¡ME ABURRO! (Watson le quita la pistola) No sé qué les pasa a los delincuentes... Menos mal que no soy uno de ellos...
Watson: ¿¡Y lo pagas con la pared!?
Sherlock: Huh, la pared se lo merecía.
Watson: ¿Qué hay del caso del ruso?
Sherlock: Bielorruso, crimen doméstico abierto y cerrado. No merece mi tiempo.
Watson: Qué lástima... Tengo hambre, ¿hay algo? (Abre la nevera y ve una cabeza) Hay una cabeza... ¡Una cabeza cortada!
Sherlock: Para mí, té. Gracias.
Watson: ¡Hay una cabeza en el frigorífico!
Sherlock: Sí...
Watson: ¡Una maldita cabeza!
Sherlock: Y, ¿dónde querías que la pusiera? No te importa, ¿no? Es de la morgue de Barts. Quiero medir la coagulación de la saliva tras la muerte. Veo que has escrito el caso del taxista.
Watson: Eeeeh,sí.
Sherlock: "Estudio en rosa". Qué bonito.
Watson: Ya sabes, mujer de rosa, maleta rosa, teléfono rosa. Había mucho rosa. ¿No te gusta?
Sherlock: Eeeem, NO.
Watson: ¿Por qué? Creí que te sentirías halagado.
Sherlock: ¿Halagado? "Sherlock ve a través de todos y todo en segundos, pero lo más increíble es lo escándalosamente ignorante que es para algunas cosas".
Watson: Un momento, no lo decía en el sentido...
Sherlock: Oh, entonces lo decías en el buen sentido. Mira, no me interesa quien es... el Pirmer Ministro... o quién se acuesta con quien.
Watson: O que la Tierra gire alrededor del Sol.
Sherlock: Ya estamos otra vez. ¿Qué importa?
Watson: ¿Que qué importa? Son conceptos de primaria, ¿cómo puedes no saberlo?
Sherlock: Si alguna vez lo supe, lo he borrado.
Watson: ¿Borrado?
Sherlock: (se levanta y señala su cabeza) Escucha. Este es mi disco duro, y únicamente pongo en el cosas útiles, John, útiles de verdad. La gente corriente se llena la cabeza de todo tipo de basura y eso dificulta acceder a lo que realmente importa, ¿no crees?
Watson: (tras un breve silencio) ¡Pero es el Sistema Solar!
Sherlock: Oh, por Dios... ¡¿Y eso qué importa?! ¡Giramos alrededor del Sol! ¡Si girásemos alrededor de la Luna o del jardín como un osito de peluche, NO CAMBIARÍA NADA! Lo único que me importa es el trabajo. Sin él mi cerebro se pudre. Escribelo en tu blog, o mejor, deja de castigar al mundo con tus opiniones.
Molly: ¿Qué?
Sherlock: Nada... Hola

[...]

Molly: ¿Cómo que "gay"? Salimos juntos.
Sherlock: Se nota, y te sienta bien, has engordado dos kilos desde la última vez que te vi.
Molly: Uno y medio.
Sherlock: Ya, dos.
Watson: Sherlock...
Molly: ¡No es gay! ¿Por qué me fastidias? No lo es.
Sherlock: ¿Te has fijado en cuanto se acicala?
Watson: ¿Porque usa un producto para el cabello? Yo también uso cosméticos.
Sherlock: Tú te lavas el pelo, es distinto, no, no... pestañas teñidas, claros indicios de crema antiedad en la frente, esos ojos cansados de trasnochador, y su ropa interior.
Molly: ¿Su ropa interior?
Sherlock: Visible por encima de la cintura, muy visible, una marca muy concreta, eso y el revelador hecho de que haya dejado su teléfono debajo de este plato. Yo te aconsejaría que lo dejaras ahora y te ahorraras las lágrimas.
Sherlock: ¿Eso ayudaría a salvarlas?
Watson: No.
Sherlock: Entonces seguiré sin cometer ese error.
Moriarty: (fuera de vista) Te di mi número. Creí que me llamarías. (aparece por la puerta) ¿Lo que llevas en el bolsillo es una Browning L9A1 del Ejército Británico o es que te alegras de verme?
Sherlock: Ambas (saca su pistola)
Moriarty: Jim Moriarty. ¡Hola! "¿Jim? ¿Jim del hospital?" Mmm... ¿en serio te causé tan poca impresión? Pero claro, supongo que se trataba de eso. No seas tonto, hay alguien más empuñando un arma. No me gusta mancharme las manos. Has visto un atisbo, Sherlock, sólo un pequeño atisbo de lo que tengo en marcha en este inmenso mundo. Soy un especialista, ¿sabes? Como tú.
Sherlock: "Querido Jim. Por favor, ¿me ayudas a deshacerme de la horrible hermana de mi amante? Querido Jim, por favor ¿me ayudas a desaparecer en Sudamérica?"
Moriarty: Justo eso.
Sherlock: Un criminal asesor. Brillante.
Moriarty: ¿A que si? Nadie llega nunca hasta mí. Y nadie lo hará.
Sherlock: Yo si.
Moriarty: Te has acercado. Y ahora me estorbas.
Sherlock: Gracias.
Moriarty: No era un cumplido.
Sherlock: Claro que sí.
Moriarty: Bueno, sí, vale. Pero se acabó el flipeo, Sherlock, papá ya se ha cansado. Te he enseñado lo que puedo hacer. He librado a esa gente de todos sus problemillas, hasta 30 millones de libras para que vinieras a jugar. Así que tómate esto como la advertencia de un amigo. Aléjate. Aunque esto me ha encantado. Este jueguecito tuyo, hacerme pasar por Jim el informático, por gay... ¿te gustó el detalle de la ropa interior?
Sherlock: Ha muerto gente.
Moriarty: Todo el mundo ¡SE MUERE!
Sherlock: Te pararé los pies.
Moriarty: No lo harás.
Sherlock: (a John) ¿Estás bien?
Moriarty: Puedes hablar, Johhny, adelante.
Sherlock: (ofreciendo la memoria flash a Moriarty) Cógela.
Moryarty: Ah, oh. Eso. Los planos del misil. (toma la memoria) Qué aburrido, podría haberlos cogido de otro sitio (los tira a la piscina, y John le agarra por la espalda)
John: ¡Sherlock, corre!
Moriarty: ¡Jo, jo! ¡Bien! Muy bien.
John: Si su cómplice aprieta ese botón volaremos los dos.
Moriarty: Qué bonito, ya veo por qué te gusta tanto tenerlo cerca. La gente coge cariño a sus mascotas. Es tan conmovedoramente fiel, pero ¡uy! Te has precipitado, doctor Watson. (el francotirador apunta ahora a Sherlock) Picaste (John vuelve atrás, y le apuntan a él de nuevo) ¿Sabes lo que te va a pasar si no me dejas en paz, Sherlock? ¿Lo sabes?
Sherlock: A ver si lo adivino, me matarás.
Moriarty: ¿Matarte? No, no seas soso, algún día te mataré, pero no tengo ninguna prisa. Lo reservo para una ocasión especial, no no no no no. Si no dejas de fisgonear, te destrozaré. Quemaré... tú... ¡corazón!
Sherlock: Según varias fuentes carezco de él.
Moriarty: Pero todos sabemos que eso no es cierto. ¡Bueno! Será mejor que me marche. Ha sido un placer charlar contigo.
Sherlock: ¿Y si te disparase ahora mismo?
Moriarty: Pues disfrutarías de mi mirada de sorpresa "oooh". Porque me sorprendería, Sherlock, de verdad. Y me decepcionarías... un poquito. Y por supuesto no disfrutarías por mucho tiempo. Ciao... Sherlock Holmes.
Sherlock: Ya... nos... veremos...
Moriarty: (fuera de escena) ¡No, que va!
Sherlock: ¿Yo? Sí. Perfectamente. Eso... eso que has hecho... que te has ofrecido a hacer ha sido... bonito.
John: Menos mal que no lo ha visto nadie. Tú arrancándome la ropa en una piscina a oscuras, hubiera dado que hablar.
Sherlock: A los cotillas.
Sherlock: Y puede que mi respuesta también a tí (apunta a Moriarty, y luego al chaleco bomba, terminando aquí el episodio).

(2x01) Escándalo en Belgravia

Moriarty: ¿Te importa si lo cojo?
Sherlock: Faltaría más. Tienes el resto de tu vida.
Moriarty: (al teléfono) ¿Diga? Sí, por supuesto. ¿Qué quieres? (a Sherlock, sin emitir sonido) Lo siento.
Sherlock: (sin emitir sonido) Oh, está bien.
Moriarty: (sigue al teléfono) ¡REPITE ESO! Repite eso, y si me mientes, te encontraré y te dessssssssollaré.
Policía: ¿Quién?
Lestrade: Está a punto de conocerlo, es su caso, depende totalmente de usted. Pero le daré un consejo de amigo: Dele a Sherlock 5 minutos en la escena del crimen y escuche todo lo que tenga que decir. ¡Ah! Y en la medida de lo posible, intente no partirle la cara.
Watson: ¿Te das cuenta de que esto es un poco humillante?
Sherlock: No pasa nada, estoy bien. Llévame hasta el río.
Watson: No me refería a ti.
Sherlock: Mira, esto es un 6. (Llaman al portal y Sherlock lo ignora) No me molesto en salir de casa por menos de un 7, como acordamos. Ahora vuelve y enséñame la hierba.
Watson: ¿Cuándo acordamos eso?
Sherlock: Lo acordamos ayer. ¡Para! Acerca...
Watson: Ayer ni siquiera estuve en casa. Estaba en Dublín.
Sherlock: ¿Qué culpa tengo yo de que no me escuches? (Vuelven a llamar al portal varias veces) ¡¡¡CÁLLATE!!! (Gritándole a la puerta)
Watson: ¿Sigues hablando cuando estoy fuera?
Sherlock: No sé, ¿con qué frecuencia sales?
Watson: ¿Llevas pantalones?
Sherlock: No.
Watson: Vale. (Se miran y se empiezan a reír)
Watson: El Palacio de Buckingham, sí... Me está costando resistirme al impulso de robar un cenicero. (Sherlock se sigue riendo)
Watson: (Carraspea y se pone serio) Qué... hacemos... aquí. Sherlock, en serio, ¿qué?
Sherlock: Yo que sé
Watson: ¿Venimos a ver a la reina? (Aparece Mycroft Holmes por la puerta)
Sherlock: Oh, por lo visto sí. (Rompen a carcajadas otra vez)
Mycroft: Por una vez, ¿podéis comportaros como adultos?
Watson: Resolvemos delitos. Yo lo escribo en un blog y él no lleva pantalones. No me haría ilusiones.
Sherlock: He ahí toda una infancia resumida.

(Sherlock y Watson van a casa de Irene. A dos manzanas, se detienen)

Watson: ¿Que te pegue?
Sherlock: Sí, pégame en la cara. ¿No me has oído?
Watson: Siempre dices que me parta un rayo, pero suele ser en sentido figurado
Sherlock: Oh, por Dios bendito... (le pega un puñetazo a Watson, y él se lo devuelve, tirándole al suelo) Gracias, ha sido... (Watson se lanza contra el, caen al suelo, y Watson le agarra del cuello con el brazo) Creo que ya hemos terminado, John
Watson: Por si no te acuerdas, Sherlock, fui soldado, ¡maté gente!
Sherlock: ¡Eras médico!
Watson: ¡Tenía dias malos!
Mycroft: Cállese, Sra. Hudson.
Sherlock y Watson: ¡MYCROFT!
Mycroft: Lo siento.
Watson: ¿Qué ocurre? Por Dios... ¿qué diablos pasa?
Sherlock: Un americano ha agredido a la señora Hudson. Estoy restaurando el equilibrio del universo.
Watson: Señora Hudson, dios mío, ¿se encuentra bien? Jesús, ¿qué le han hecho?
Sra. Hudson: (Sollozando) Qué tonta soy...
Sherlock: Abajo. Llévala abajo y cuida de ella.
Watson: ¿Vas a decirme qué está pasando?
Sherlock: Eso espera él. Vete. (Al teléfono) ¿Lestrade? Han entrado a la fuerza en Baker Street. Envía a tus agentes menos plastas y una ambulancia. Oh, no no no, estamos bien. No, es por el intruso... ha resultado malherido. Bah, unas costillas rotas, fractura craneal. Posible perforación en un pulmón. (El intruso le mira preocupado) Se ha caído por una ventana.
Sra. Hudson: (Mientras Watson la cura, oyen un fuerte golpe en la calle) Oh, ha caído en mis cubos.
Lestrade: (En Baker Street) Ya, ya, ya... Y exactamente, ¿cuántas veces se cayó por la ventana?
Sherlock: Ha sido todo muy confuso inspector. Perdí la cuenta.
Sherlock: (mirando la imagen en el móvil de Irene: 007 Asignación confirmada 4C12C45F13E13G60B61F34G34J60D12H33K34K) Sí.
Irene: En clave, como es lógico. Hice que le echara un vistazo uno de los mejores criptógrafos del país, aunque estaba casi siempre boca abajo... que yo recuerde. No supo descifrarlo. ¿Qué puedes hacer, Sherlock? Adelante, impresióname (Irene se acerca a él para besarle en la mejilla)
Sherlock: Hay un margen de error, pero seguro que mañana a las 18:30 despega un 747 de Heathrow hacia Baltimore. Por lo visto, va a salvar al mundo, no sé si será cierto, pero dame tiempo: sólo llevo ocho segundos. (John le mira asombrado. Irene le observa con atención) Venga, no es un código: son los asientos asignados a cada pasajero del avión. Mira: no hay letra I porque se puede confundir con un uno; las letras no pasan de la K, la anchura del avión es el límite; los números siempre aparecen al azar, pero las letras se van repitiendo en pequeñas secuencias. Familias y parejas se sientan juntas, sólo un jumbo es lo bastante ancho para llegar a la K o pasar de la fila cincuenta y cinco, por lo que siempre hay un piso de arriba. Hay fila trece, lo que elimina las compañías supersticiosas. Después está el número del vuelo: 007, lo que elimina algunas más. Y suponiendo un punto de origen británico, lo que sería lógico teniendo en cuenta la fuente de información y suponiendo, por lo presionada que está, que la crisis es inminente, el único vuelo que encaja en los criterios y despega esta semana es el de las 18:30 a Baltimore... (mira a Irene) Por favor, no te sientas obligada a decirme que ha sido asombroso: John ha expresado esa idea en todas las variantes disponibles.
Irene: Le haría mío aquí mismo, en esta mesa, hasta que me suplicara piedad dos veces...
Irene: Todo lo que dije era mentira... Estaba siguiendo el juego...
Sherlock: Lo sé. Y ahora estás perdiendo. (Le muestra la clave "SHER" que se junta con la palabra "LOCKED" creando la palabra "SHERLOCK-ED")

(2x02) El sabueso de Baskerville

Sherlock: ¡Qué aburrido era eso!
Watson: ¿Fuiste en metro así?
Sherlock: Ningún taxi quiso pararse.
Sherlock: ¿Dejar qué?
Watson: Que te pongas en plan misterioso con esa cara y te subas el cuello del abrigo para hacerte el chulo.
Sherlock: Yo... no hago eso.
Watson: Sí lo haces.
Watson: Sherlock tiene un plan.
Sherlock: Sí.
Henry Knight: Bien
Sherlock: Podemos volver a llevarte al páramo...
Henry Knight: De acuerdo.
Sherlock: ... Y ver si te ataca algo.
Watson: ¿Qué?
Sherlock: Así saldremos de dudas.
Watson: ¿Qué quieres decir?
Sherlock: (Temblando) Mírame, tengo miedo, John. Miedo.
Watson: Sherlock.
Sherlock: Siempre he sido capaz de distanciarme. De divorciarme de los sentimientos. Pero mira, ¿lo ves? Mi cuerpo me traiciona. Interesante, sí. Emociones. La mota en la lente, la mosca en la sopa.
Watson: Sí, bueno.... Spock, tranquilízate. Últimamente estás muy sensible y lo sabes. Creo que has salido ahí y te has dejado llevar.
Sherlock: ¿Dejarme llevar...
Watson: Estaba oscuro y daba miedo.
Sherlock: ...Yo? a mí no me pasa nada (Empieza a ponerse nervioso y a temblar cada vez más)
Watson: Sherlock... Sher-
Sherlock: ¡¡QUE NO ME PASA NADA!! ¡¿¿TE ENTERAS??! Quieres que lo demuestre... Buscamos un perro, uno enorme, ¿esa es tu brillante teoría? "Cherchez le chien!" Bien magnífico, ¿por dónde empezamos? (señala a una mujer y un hombre) ¿Qué tal por ellos? La viuda sentimental y su hijo, el pescador en paro. La respuesta es sí.
Watson: ¿Sí?
Sherlock: Tiene un West Highland Terrier llamado "Whisky" pero no es lo que buscamos.
Watson: Sherlock, por Dios bendito...
Sherlock: Mira el jersey, apenas usado. Está claro que no está cómodo con él. Quizá por el material o más bien por la horrible cenefa que sugiere que es un regalo de navidad. Quiere complacer a su madre. ¿Por qué? Seguro que por dinero. La invita a cenar pero él come poco. Significa que quiere impresionarla, pero intenta economizar en su propia comida.
Watson: A lo mejor no tiene mucha hambre.
Sherlock: No. Plato pequeño: entrante. Lo ha dejado prácticamente limpio, ella casi se ha terminado el postre, si hubiera invitado ella, él habría tomado lo que le apeteciera. Tiene hambre, sí, y poco dinero, se ve por el estado de sus puños y sus zapatos. "¿Cómo sabes que es su madre?" ¿Quien iba a hacerle un regalo de Navidad así? Bueno, podría ser una tía o hermana, pero la madre es más probable. Era pescador, por las cicatrices de sus manos, muy características: anzuelos. Son muy antiguas, lo que sugiere que lleva algún tiempo sin trabajo. Hay poca industria en esta zona, así que ha recurrido a su madre viuda en busca de ayuda. "¿Viuda?" Sí, es evidente. Lleva una alianza de hombre colgada de una cadena al cuello, de su difunto esposo y grande para su dedo. Va bien vestida, pero lleva joyas baratas, podría permitirse más pero las ha conservado, es sentimental. ¡Ah, el perro! Pelitos blancos por toda la pierna de cuando se pone "cariñoso" pero no hay pelos más arriba de las rodillas o sea que es uno pequeño, seguramente un Terrier, un West Highland Terrier llamado "Whisky". "¿Pero cómo sabías eso, Sherlock?" Porque iba en el mismo tren que nosotros y la oí llamarlo. ¡Y no es hacer trampa, es escuchar! Uso mis sentidos, John, no como otros. Como ves estoy bien. De hecho, estoy mejor que nunca así que ¡DÉJAME EN PAZ!
Watson:(Carraspea) Vale... vale. ¿Para qué ibas a hacerme caso? Sólo soy tu amigo.
Sherlock: Yo no tengo amigos.
Watson: No... ¿Por qué será?.

[...]

Sherlock: Lo que dije, John, iba en serio. Muy en serio. No tengo amigos, sólo tengo uno.
Watson: (Alejándose) Ya.
Sherlock: ¿John...? ¡John! (Corre detrás de él) ¡Eres asombroso! ¡Eres fantástico!
Watson: Que sí, que vale. Tampoco te pases.
Watson: ¿Sabes que está de verdad agradecido porque estás aquí? En secreto.
Lestrade: ¿Lo está? Eso es bueno. Imagino que será agradable para él tener juntos de nuevo a todos sus rostros conocidos. Por su... su...
Watson: ¿Asperger?
(La conversación se interrumpe al aparecer Sherlock, hablando el grupo ahora sobre el caso)

(2x03) La caída de Reichenbach

Watson: Todos tenéis uno.
Sherlock: (Enfadado) Un qué.
Watson: Un mote. SuBo, Nick "el necio"... Tranquilo, seguro que yo tampoco me libro.
Sherlock: Página cinco, sexta columna, primera frase. ¡¡¿Por qué siempre ponen la foto del sombrero?!! (Le pega un puñetazo al sombrero)
Watson: (Leyendo el periódico) ¿"El solterito" John Watson?
Sherlock: ¿Qué clase de sombrero es?
Watson: ¿Qué puñetas insinúan?
Sherlock: (Girando y mirando el sombrero por todos los lados) ¿Es una gorra? ¿Por qué tiene dos viseras?
Watson: Es para cazar. (Sigue leyendo) ...Visto frecuentemente en compañía del soltero John Watson...
Sherlock: ¿Cazar con una gorra? Cómo, ¿tirándosela al animal?
Watson: ...John Watson, que no está casado...
Sherlock: (Jugueteando con la gorra) Como un frisbee de la muerte
Watson: Esto es demasiado, debemos tener cuidado.
Sherlock: Tiene aletas... para las orejas. ¡Es un gorro orejero, John! (Se lo lanza a Watson y se pone serio) ¿A qué te refieres con cuidado?
Watson: A que esto ya no es una gorra de caza. Es una gorra de Sherlock Holmes
Sherlock: Sí...
Watson: Recuerda...
Sherlock: Sí.
Watson: Recuerda lo que te dijeron, no te hagas el listillo. Y por favor, sé breve y conciso.
Sherlock: Dios nos libre de que el testigo estrella del juicio quede como alguien listo.
Watson: Inteligente, bien. Dejemos a un lado lo de listillo.
Sherlock: Seré yo mismo.
Watson: ¿¿Me estás escuchando??
Watson: ¿De dónde saca la información?
Mycroft: De alguien llamado Brooke, ¿te suena el nombre?
Watson: ¿Del colegio?
Mycroft: (Riéndose) ¿De Sherlock?

[...]

Watson: Por qué no hablas con Sherlock, si tan preocupado estás por él. Ay Dios, no me lo digas
Mycroft: Lo nuestro viene de lejos, John. Viejas riñas, resentimientos.
Watson: ¿Le rompías sus pitufos? ¿Le rompiste su Action Man?
Moriarty: Mátate, te costará mucho menos. Adelante. Por mi. Por favoooooooooooor.
Sherlock: (le agarra del cuello de la chaqueta y le asoma por la azotea) Estás loco.
Moriarty: ¿Ahora te enteras?
Moriarty: Oh... ¿crees que puedes hacerme revocar la órden? ¿Crees que puedes obligarme?
Sherlock: Sí. Y tú también.
Moriarty: Sherlock, ni tu hermano mayor ni la Vírgen Santísima podrían obligarme a hacer nada que no quisiera.
Sherlock: Pero yo no soy mi hermano, recuerda. Soy tú. Dispuesto a todo. Dispuesto a arder. Dispuesto a hacer lo que no hace la gente normal. ¿Quieres que nos demos la mano en el infierno? No te defraudaré.
Moriarty: No, pura palabrería. Nah, eres vulgar. Eres vulgar, estás del lado de los ángeles.
Sherlock: Oh, puede que esté del lado de los ángeles... pero no pienses ni por un segundo que yo soy uno de ellos.
Moriarty: No. No lo eres. Lo veo. No eres vulgar. No. Eres yo. ¡Eres yo! Gracias, Sherlock Holmes. Gracias. De corazón. Mientras siga vivo puedes salvar a tus amigos. Tienes una salida. Te deseo buena suerte. (saca una pistola y se pega un tiro en la cabeza)
Sherlock: (retrocediendo) ¡NO!
Sherlock: (por teléfono a John) John...
John: Sherlock, ¿estás bien?
Sherlock: Date la vuelta y vuelve por donde has venido.
John: Voy a entrar.
Sherlock: ¡Haz lo que te digo! Por favor.
John: (se da la vuelta y camina) ¿Dónde?
Sherlock: Párate.
John: ¿Sherlock?
Sherlock: Ahora mira. Estoy en la azotea.
John: (mirando a la azotea) Oh, Dios...
Sherlock: No... no puedo bajar así que tendremos que hacerlo así.
John: ¿Qué ocurre?
Sherlock: Es una disculpa... Todo es cierto.
John: ¿Qué?
Sherlock: Todo lo que han dicho de mi. Me inventé a Moriarty.
John: ¿Por qué dices eso?
Sherlock: Soy un farsante.
John: Sherlock...
Sherlock: Los periódicos tenían razón. Quiero que se lo digas a Lestrade. Quiero que se lo digas a la señora Hudson, y a Molly. De hecho, dile a todo el que te escuche que yo creé a Moriarty a mi antojo.
John: Venga, calla, Sherlock, cállate. Cuando nos conocimos, la primera vez que te vi, lo supiste todo sobre mi hermana, ¿verdad?
Sherlock: Nadie podría ser tan listo.
John: Tu sí.
Sherlock: (ríe) Te investigué. Antes de conocernos descubrí todo lo que podía impresionarte. Es un truco, sólo un truco de magia.
John: No... venga, déjalo ya. (se pone en camino al edificio)
Sherlock: ¡No, quédate justo donde estás! No te muevas.
John: (se detiene) De acuerdo.
Sherlock: ¡No apartes la vista de mi! Por favor, ¿me harás ese favor?
John: ¿Hacer qué?
Sherlock: Esta llamada es mi... mi nota. Es lo que se suele hacer, ¿no? Dejar una nota.
John: ¿Dejar una nota cuando?
Sherlock: Adiós, John.
John: No... no...
Sherlock: (asiente, tira su teléfono)
John: No, ¡SHERLOCK! (Sherlock se tira) Sherlock... (Sherlock impacta contra el suelo).

(3x01) El coche fúnebre vacío

Lestrade: ¡Tonterías!
Anderson: ¡No, no, no, es evidente! ¡Así es como lo hizo! ¡Es obvio!
Lestrade: ¿Derren Brown? No, no, Sherlock está muerto.
Anderson: ¿De verdad?
Lestrade: Hubo un cadáver, el suyo. Sin lugar a dudas Molly lo examinó.
Anderson: No, miente, era el cadáver de Jim Moriarty con una máscara.
Lestrade: ¿Una máscara? Una cuerda, una máscara, Derren Brown... Dos años y las teorías son más absurdas. ¿Qué más me vas a contar hoy?
Anderson: El pavimentado de toda la zona, incluso en el lugar exacto en el que cayó estaba...
Lestrade: (interrumpe) Culpa. No es más que eso. Nos incitásteis a pensar que era un farsante, tú y Donovan. Por vuestra culpa acabó muerto y así sigue. ¿En serio crees que con más teorías absurdas va a cambiar lo que ocurrió?
Anderson: ¡Yo creo en Sherlock Holmes!
Lestrade: Aún así no va a resucitar.
Mycroft: ¿Tendremos?
Sherlock: Parece un anciano, no se me puede ver por ahí con un viejo.
Mycroft: ¿Tú crees?
Sherlock: Apareceré en Baker Street, quizá salga de una tarta.
Mycroft: ¿Baker Street? Ya no vive allí. ¿Qué pintaría ahí? Han pasado dos años. Ha seguido con su vida.
Sherlock: ¿Qué vida? Si no estaba yo.
Mary: John... John, ¿qué pasa?
Sherlock: Bueno... resumiendo: no estoy muerto. Es un poco cruel enterarse así, lo se, podría haberte dado un infarto, pero en mi defensa diré que ha sido gracioso (se rie y vuelve a guardar la compostura) Vale, no es muy buena defensa.
Mary: No, usted es...
Sherlock: Oh, sí.
Mary: Dios...
Sherlock: Tanto no.
Mary: Se mató, se tiró de una azotea.
Sherlock: No.
Mary: Está muerto.
Sherlock: No, lo he comprobado, disculpe. (se limpia el bigote que se ha pintado) Porque... (mira a John) ¿el tuyo también se quita?
Mary: Por Dios, por Dios... ¿tiene idea de lo que ha hecho?
Sherlock: Vale, ahora me doy cuenta de que te debo una disculpa.
John: (golpea la mesa) Dos años... Dos años... Pensé... Pensé... que estabas muerto. Dejaste que sufriera. ¿Cómo has podido? ¿Cómo?
Sherlock: Espera, antes de que hagas nada de lo que peudas arrepentirte, una pregunta, deja que te haga una. (se señala bajo la nariz) ¿De verdad te lo vas a dejar? (se rie, y Mary suspira. John se lanza al cuello de Sherlock)
Sherlock: Eso te acabará matando.
Lestrade: (tras una pausa) ¡Serás cabrón!
Sherlock: (apareciendo entre las sombras) Era hora de volver. Te estás relajando, Graham.
Lestrade: GREG.
Sherlock: Greg. (tras una pausa, Lestrade abraza a Sherlock)
Sherlock: Y lo estoy, los dos estamos en el caso.
Mycroft: (pierde jugando a "Operación") Me cago en la...
Sherlock: Uy, un corazón roto te supera. Qué revelador.
Mycroft: No seas listo.
Sherlock: Eso me recuerda a... "No te hagas el listo, Sherlock, el listo soy yo".
Mycroft: El listo soy yo.
Sherlock: Pensaba que era tonto.
Mycroft: Los dos pensábamos que eras tonto, no teníamos más puntos de vista hasta que conocimos a otros niños.
Sherlock: Ah, sí, aquello fue un error.
Mycroft: Espantoso, ¿cómo se les ocurriría?
Sherlock: Querrían hacer amigos, digo yo.
Mycroft: Oh, sí... Amigos. Ahora te ha dado por ahí, Sherlock.
Sherlock: ¿Y a ti no? ¿Nunca?
Mycroft: Si tú me pareces lento, imagínate cómo es la gente normal. Vivo rodeado de peces de colores.
Sherlock: Ya, pero he faltado dos años.
Mycroft: ¿Y?
Sherlock: No sé, pensé que habrías encontrado un... pececito.
Mycroft: Cambia de tema, ya.
Sherlock: Ten la certeza de que trame lo que trame esa red terrorista tuya el secreto estará en algo en apariencia insignificante o curioso. (aparece la sra. Hudson)
Mycroft: Ahora que lo dices...
Mrs. Hudson: No me lo creo... no puedo creerlo, él sentado en su sillón otra vez. ¿A que es maravilloso, señor Holmes?
Mycroft: Estoy que no quepo en mí.
Sherlock: No hay más que verlo.
Mrs. Hudson: En el fondo se alegra de verte, por mucho que... (imita lo estirados que son los hermanos Holmes)
Mycroft: Perdone, ¿cuál de los dos?
Mrs. Hudson: Los dos. (se va).
Sherlock: Vamos a jugar a otra cosa.
Mycroft: ¿Por qué hay que jugar?
Sherlock: La alerta terrorista de Londres ha subido al máximo y yo pasando el rato... Hagamos deducciones.

(3x02) Síntomas de ser tres

David: Ah, sí, ya nos... conocemos.
(flashback con Sherlock y David en el cuarto de estar del 221B Baker Street)
David: ¿Cuáles son exactamente mis funciones como acomodador?
Sherlock: Antes hablemos de Mary.
David: Perdón, ¿qué?
Sherlock: Ya lo sabes, saliste con ella hace dos años.
David: Ha-hace siglos, ahora sólo somos amigos.
Sherlock: No me digas. Cada vez que escribe un tuit la respondes en cinco minutos, independientemente de la hora o la ubicación. Recibes avisos cuando escribe. En tus fotos de Facebook de la feliz pareja Mary está en primer plano mientras que a John apenas se le ve.
David: ¡Je! Con eso no puedes dar por hecho que sigo interesado en Mary.
Sherlock: Le has ofrecido tu hombro para llorar en nada menos que tres ocasiones, ¿algo que decir en tu defensa? (David no logra responder) Creo que a partir de ahora te degradaremos a "conocido". No más de tres encuentros al año y siempre en presencia de John. Tengo tus datos de contacto, estaré pendiente de ti.
David: ... No se equivocan... Eres un maldito psicópata...
Sherlock: Sociópata bien integrado. Con tu teléfono. (sonríe con maldad).
Sherlock: Eh, sí, te has portado muy bien, Archie.
Madre de Archie: Ha salido de su burbuja, no sé cómo lo ha hecho.
(flashback con Sherlock y Archie sentados en los sofás del 221B Baker Street)
Sherlock: Se trata básicamente de sonreír a la novia, sonreir al novio y después sacar los anillos.
Archie: No.
Sherlock: Y tienes que ponerte el traje.
Archie: No.
Sherlock: Es necesario que te lo pongas.
Archie: ¿Para qué?
Sherlock: A los adultos les gusta.
Archie: ¿Por qué?
Sherlock: No lo sé, lo preguntaré.
Archie: Eres detective.
Sherlock: Síp.
Archie: ¿Has resuelto algún asesinato?
Sherlock: Muchos.
Archie: ¿Me los enseñas?
Sherlock: Sí, claro. (se levantan y van al ordenador de Sherlock)
Archie: (con mala cara) ¿Qué es lo que tiene en el ojo?
Sherlock: Gusanos.
Archie: Mola.
(termina el flashback)
Madre de Archie: Ha dicho que tenía unas fotos para él. De regalo.
Sherlock: Eh, sí, si se porta bien.
Archie: Decapitaciones.
Sherlock: Un pueblecito precioso.
Sherlock: Tengo fama a nivel internacional... ¿Tú eres famoso a nivel internacional?
John: No... no soy un famoso internacional.
Sherlock: No. Y ni me acuerdo de por qué. Por algo de crímenes o... que se yo.
Mrs. Hudson: (aparece) Oh. ¿Qué hacéis ya de vuelta? Creía que volveríais tarde.
Sherlock: Ah, Hudders, ¿qué hora es?
Mrs. Hudson: Sólo habéis estado fuera dos horas.

(3x03) Su último juramento

John: ¡Un mes! No ha hecho falta más. Uno.
Sherlock: Trabajaba.
John: Sherlock Holmes en un antro de drogatas. ¡Qué imagen vas a dar!
Sherlock: Estaba infiltrado.
John: Sí, hombre.
Sherlock: ¡Ahora ya no!
Sherlock: Y Magnussen. Su asiento está caliente, debería estar en la cena pero sigue aquí. Arriba.
John: Hay que llamar a la policía.
Sherlock: ¿En pleno allanamiento? Esto no es lo tuyo que digamos, ¿verdad?
Sherlock: Y tú resulta que eres una zorra ansiosa de notoriedad codiciosa y oportunista.
Janine: ¿Estamos en paz?
Sherlock: Por supuesto.
Sherlock: Aproveché hasta que tuvimos una relación.
Janine: ¿Cuándo? Una vez habría estado bien.
Sherlock: Oh. Esperaba a que nos casáramos.
Janine: Sherlock, eso nunca iba a pasar.
Sherlock: ¿Ah, sí?
Mycroft: Tengo curiosidad. No es el tipo de rompecabezas que te gusta. ¿Por qué lo odias?
Sherlock: Porque ataca a la gente que es diferente y se adueña de sus secretos. ¿Por que tu no?
Mycroft: Nunca perjudica mucho a andie importante. Es demasiado inteligente para eso.Es un hombre de negocios, nada más. Y en ocasiones nos es útil. Un mal necesario. No un dragón para que mates.
Sherlock: Un mata dragones. ¿Así me ves?
Mycroft: No, así te ves tu mismo.
Mrs. Holmes: ¿Estáis fumando?
(los hermanos Holmes se giran, ocultando sus cigarros)
Mycroft: ¡No!
Sherlock: (simultáneamente) ¡Es Mycroft!
(Mrs. Holmes vuelve a entrar en la casa. Sherlock echa el humo del cigarro)
Mycroft: Por cierto, tengo una oferta de trabajo que me gustaría que rechazases.
Sherlock: Rechazo tu amable oferta.
Mycroft: Transmitiré tus disculpas
Sherlock: ¿Qué era?
Mycroft: El MI6. Quieren enviarte otra vez a Europa del Este. Una misión secreta que podría tener consecuencias funestas para ti en... seis meses.
Sherlock: ¿Y por qué no quieres que la acepte?
Mycroft: Es tentador. Pero a fin de cuentas nos serás más útil cerca de casa.
Sherlock: (con sorna) Útil, cómo puedo serlo.
Mycroft: Aquí hay dragones. (tose a causa del cigarro) Esto no me sienta bien. Voy a entrar.
Sherlock: Tienes que fumar light... pareces un principiante.
Mycroft: (va a entrar a la casa) Y además... perderte me partiría el corazón.
Sherlock: (se atraganta con el humo) ¿Qué coño quieres que te conteste?
Mycroft: (se gira) ¿Feliz Navidad?
Sherlock: Odias la Navidad.
Mycroft: Ya... Quizá el ponche tenía alcohol.
Sherlock: Casi seguro. Ve a tomar uno más.
John Watson: ¡Pero es Navidad!
Sherlock Holmes: Yo, siento lo mismo. ¡Ah! Te refieres a que es Navidad de verdad. ¿Has traído la pistola?
John Watson: ¿Por qué iba a traer mi pistola a casa de tus padres para Nochebuena?
Sherlock Holmes: ¿La tienes en el abrigo?
John Watson: Sí.
Sherlock Holmes: Pues vamos.
John Watson: ¿A dónde?
Sherlock Holmes: A Appledore.
Magnussen: No existen. Nunca han existido.
Mycroft: (desde el megáfono del helicóptero) ¡Sherlock Holmes y John Watson! ¡Apártense!
Magnussen: ¡No pasa nada! ¡Son inofensivos!
Policía: El objetivo no va armado, repito, el objetivo no va armado.
John: Sherlock, ¿qué hacemos?
Magnussen: ¡Nada! ¡No hay que hacer nada! No soy un villano. No tengo ningún plan malvado. Soy un hombre de negocios adquiriendo bienes. Resulta que son uno de ellos. Lo siento, esta vez no va a poder ser el héroe, señor Holmes.
Mycroft: (desde el megáfono del helicóptero) ¡Sherlock Holmes y John Watson! ¡Apártense de ese hombre ahora mismo!
Sherlock: (a Magnussen) ¡Investigue un poco! ¡No soy un héroe! Soy un sociópata bien integrado. ¡FELIZ NAVIDAD! (dispara a Magnussen en la cabeza) ¡Apártate de mi, John!
Mycroft: (desde el megáfono del helicóptero) ¡No disparen! ¡No disparen a Sherlock Holmes! (los agentes apuntan hacia Sherlock)
John: Por Dios, Sherlock...
Sherlock: Dale recuerdos a Mary. Dile que ahora está a salvo.
John: Aquí estamos.
Sherlock: William Sherlock Scott Holmes.
John: ¿Perdón?
Sherlock: Es el nombre completo, po si buscas para el bebé.
Sherlock: El juego nunca acaba, John. Pero peude que haya muevos jugadores.
John: (se ríe) Sí, hombre.
Sherlock: Por intentarlo...
John: No le vamos a poner tu nombre a nuestra hija.
Mycroft: Hola, hermano pequeño. ¿Cómo va el exilio?
Sherlock: Me he ido hace unos minutos.
Mycroft: Pues espero que hayas aprendido la lección, pues resulta que... te necesitan.
Sherlock: ¿Qué? ¿Qué ha hecho cambiar de opinión? ¿Quién es esta vez?
Moriarty: (es una imagen en el televisor de Mycroft y todas las pantallas del país) ¿Me echabas de menos? (lo repite en bucle)
Mycroft: Inglaterra.
Mary: Pero está muerto, me dijiste que Moriarty estaba muerto.
John: Claro, se voló la tapa de los sesos.
Mary: ¿Cómo puede haber vuelto?
John: Si es así, ya puede abrigarse... llega el viento del este
(ambos contemplan el avión de Sherlock aterrizar donde partió)
This article is issued from Wikiquote. The text is licensed under Creative Commons - Attribution - Sharealike. Additional terms may apply for the media files.